Estás leyendo
El Citroën C5 Aircross recibe una actualización

El Citroën C5 Aircross recibe una actualización

+6
Ver galería

Lanzado al mercado en 2018 el Citroën C5 Aircross, un SUV compacto de 4,4m de largo, recibe su primera actualización sin perder sus puntos fuertes: comodidad, espacio interior y modularidad, con el fin de reafirmar su personalidad de manera más moderna, ganar madurez y dar un salto en cuanto a calidad percibida y elegancia. Lo que no ha cambiado es su oferta mecánica y seguirá estando disponible en un motor gasolina 1.2 PureTech de 130 CV, un motor diésel BlueHDI 1.5 también de 130 CV y su versión híbrida enchufable (PHEV), el C5 Aircross Plug In-Hybrid (versión que a día de hoy supone ya el 30% del total de las ventas) de 225 CV, una autonomía de 55 Km en modo eléctrico a una velocidad de hasta 135 Km/h.

 

 

Mismas medidas y un nuevo diseño del frontal

 

Exteriormente y pese a no haber modificado sus medidas (4,50m de largo, 1,84m de ancho, 1,67m de alto y una distancia entre ejes de 2,73m) presenta una nueva imagen encabezada por su frontal, más vertical, lo que refuerza su carácter. Los principales cambios los encontramos en una nueva interpretación de los “chevrones”, ahora lacados en negro, con un remarque cromado y que se estiran visualmente mediante un juego de teclas de piano negras y cromadas cada vez más juntas que se funden progresivamente con los faros de día de LED, destacando así más en el centro de la parrilla. La firma luminosa de LED en “V” típica de la nueva identidad de Citroën tiene un efecto 3D mediante las denominadas “teclas de piano” y los faros LED Vision están oscurecidos a juego con la parrilla de color negro brillante. La entrada de aire bajo la parrilla es de nuevo diseño, mientras que las tomas laterales, ahora abiertas y funcionales, mejoran la aerodinámica. Por último, el nuevo protector inferior disponible en dos acabados según las versiones (Negro Brillante en las versiones Live Pack y Feel, y en Aluminio Brillante en los acabados Feel, C-Series y Shine) aporta un aspecto de mayor calidad.

 

Otra de las novedades son sus asientos Citroën Advanced Comfort,tapizados en cuero o Alcantara,  que ya están en el C4 y C5 X, que cuentan con 15 mm más de espuma de relleno y que en el caso de los delanteros, éstos se pueden equipar con calefacción y función masaje

 

Pese a que no ha cambiado sus medidas, el C5 Aircross tiene una nueva imagenen cabezada por el frontal

 

En la parte trasera, pese a que no ha cambiado la forma de las ópticas, presentan una nueva firma luminosa de LED tridimensional y al igual de los faros delanteros, están oscurecidas destacando así a los 3 módulos de LED de la firma lumínica. Lateralmente, esta nueva versión del C5 Aircross viene con unas llantas de aleación bitono de 18” PULSAR diamantadas, las carcasas de los retrovisores son de color Negro Brillante, a juego con las barras de techo. Por último, el nuevo color Azul Eclipse se suma a los ya existentes Blanco Banquise, Blanco Nacré, Negro Perla Nera, Gris Platinium y Gris Artense, mientras que los Packs Colors que decoran las entradas de aire frontales y los Airbump están disponibles en los colores Negro Brillante, Dark Chrome, Bronce Anodizado y Energic Blue.

 

Lanzado al mercado en 2018 el Citroën C5 Aircross, un SUV compacto de 4,4m de largo, recibe su primera actualización sin perder sus puntos fuertes: comodidad, espacio interior y modularidad, con el fin de reafirmar su personalidad de manera más moderna, ganar madurez y dar un salto en cuanto a calidad percibida y elegancia

 

La parte trasera ahora cuenta con nueva firma luminosa de LED tridimensional

 

Un Interior más cómodo y moderno

 

Donde más se aprecian los cambios es en su interior, donde para empezar, las versiones de gasolina y diésel equipadas con navegador, así como la híbrida enchufable a partir del acabado Feel vendrán con una nueva pantalla táctil de 10’’ que parece flotar sobre el salpicadero, situando así los mandos del climatizador de acceso directo en una posición más elevada, permitiendo mantener la vista en la carretera.  No cambia el cuadro de instrumentos, que sigue siendo digital de 12,3” y totalmente personalizable, pero si las salidas de la climatización, que están ahora por debajo de la pantalla y son más modernas gracias a un nuevo diseño más horizontal y rectilíneo.

 

Ver también
Nuevo Volkswagen ID.5, un SUV coupé premium 100% eléctrico

Lo que no ha cambiado es su oferta mecánica y seguirá estando disponible en un motor gasolina 1.2 PureTech de 130 CV, un motor diésel BlueHDI 1.5 también de 130 CV y su versión híbrida enchufable (PHEV), el C5 Aircross Plug In-Hybrid de 225 CV, una autonomía de 55 Km en modo eléctrico a una velocidad e hasta 135 Km/h, versión que a día de hoy supone ya el 30% del total de las ventas

 

donde más cambiso se aprecian es en su interior: nuva pantallatáctil, nuevos asientos más cómodos y una consola centrál más ergonómica

 

Otra de las novedades son sus asientos Citroën Advanced Comfort,tapizados en cuero o Alcantara,  que ya están en el C4 y C5 X, que cuentan con 15 mm más de espuma de relleno y que en el caso de los delanteros, éstos se pueden equipar con calefacción y función masaje. En cuanto a los de las plazas traseras, los 3 asientos individuales traseros corredizos, reclinables y plegables, permitiendo así el modularidad de un monovolumen en un SUV y que el maletero puede tener una capacidad de 580 a 720 litros, ampliable hasta los 1.630 litros con los asientos abatidos en la versión térmica y de 460 a 600 litros en la versión híbrida enchufable. Para mejor aún más la comodidad en su interior, se ha mejorado el aislamiento acústico con el montaje de cristales delanteros laminados acústicos que amplifican el efecto burbuja en el interior del coche. Por último, la consola central está tapizada en un tejido efecto cuero negro decorado con un perfil cromado y en el caso de las versiones con caja de cambios automática pone de relieve un planteamiento más ergonómico de los mandos, con un nuevo, elegante y tecnológico selector de velocidades e-Toggle, un nuevo selector de modos de conducción que incorpora la función Grip Control, mientras que en las versiones híbridas enchufables, permite una elección intuitiva del modo de conducción deseado (Electric, Hybrid o Sport). Además, incluye un gran hueco portaobjetos que reagrupa toda la zona de conectividad con 2 puertos USB y un cargador inalámbrico.

 

Donde más se aprecian los cambios es en su interior, donde para empezar, las versiones de gasolina y diésel equipadas con navegador, así como la híbrida enchufable a partir del acabado Feel vendrán con una nueva pantalla táctil de 10’’ que parece flotar sobre el salpicadero, situando así los mandos del climatizador de acceso directo en una posición más elevada, permitiendo mantener la vista en la carretera