Estás leyendo
El VW Polo se pone al día siguiendo los pasos del Golf 8

El VW Polo se pone al día siguiendo los pasos del Golf 8

La sexta generación del Polo, a la venta desde 2017 se actualiza tanto en su diseño, como en el apartado tecnológico y en el de equipamiento, para acercarse un poco al Golf 8 y seguir siendo uno de los modelos compactos de más éxito en todo el mundo (más de 18millones de unidades fabricadas entre las plantas de Navarra y de Sudáfrica). Construido sobre la plataforma modular transversal (MQB), el nuevo Polo no ha visto alteradas sus dimensiones: 4.053mm de largo 1.751mm de ancho, 1.446mm de alto, una distancia entre ejes de 2.564mm y un maletero de 351 litros. Cuenta con una nueva estructura de acabados con equipamientos de serie más amplios: “Polo”, “Life”, “Style”, “R-Line” y “GTI”, que sustituyen a las versiones “Edition”, “Advance” y “Sport”.

 

Con este restyling el Polo cuenta ahora con un interior totalmente digitalizado con el “Digital Cockpit” de serie, una pantalla de 8” o bien, de 10,25” con el Digital Cockpit Pro, mientras que en materia de infoentretenimiento, esta disponible con cuatro sistemas distintos

 

El nuevo Polo es una actualización de su séptima generación

Nuevo frontal con faros LED Matrix IQ.LIGHT

 

Estéticamente, las principales novedades las encontramos en su nuevo diseño de la parte frontal y trasera, más concretamente, en su nuevo paragolpes delantero, su nueva parrilla y sus nuevos faros con tecnología LED que viene de serie, que como novedad pueden ser LED Matrix IQ.LIGHT opcionales según el equipamiento, en cuyo caso van unidos por un tira LED, mientras que el capó llega hasta abajo en la parrilla del radiador de forma similar al Arteon. En la parte trasera hay unos nuevos grupos ópticos traseros LED y por último, el acabado “R-Line” se diferencia de los otros tres acabados (“Polo”, “Life” y “Style”) porque tiene un tiene un difusor en color negro brillante con embellecedores del tubo de escape con el aspecto cromado.

 

En el apartado mecánico el Polo está disponible en tres motores de gasolina y un motor de gas natural

 

El polo estrena un nuevo frontal con un  nuevo paragolpes delantero, nueva parrilla y sus nuevos faros con tecnología LED que pueden ser LED Matrix IQ.LIGHT

 

Interior completamente digitalizado

 

Con este restyling el Polo cuenta ahora con un interior totalmente digitalizado con el “Digital Cockpit” de serie, una pantalla de 8” o bien, de 10,25” con el Digital Cockpit Pro, mientras que en materia de infoentretenimiento, esta disponible con cuatro sistemas distintos: “CompositionMedia” con pantalla de 6,5”de serie para el “Polo” y el “Life”; el “Ready2Discover” con pantalla de 8” de serie para el “Style” y el”R-Line”; “Discover Media” con pantalla de 8” y, por primera vez, de 9,2” con el “Discover Pro” y opcionalmente se puede equipar con el Climatronic”, un control del climatizador automático digitalizado y completamente nuevo en el que las superficies táctiles y los deslizadores asumen la función de los reguladores giratorios y las teclas.

 

Como novedad para el Polo, este restyling incluye el “IQ.DRIVE Travel Assist”, un sistema de conducción semiautónoma de nivel 2, que mediante el control de crucero adaptativo “ACC” y el sistema de mantenimiento de carril “Lane Assist” se encarga de dirigir el volante, frenar y acelerar

 

Su interior es ahora completamente digita, gracias al nuevo “Digital Cockpit” de 8” o bien, de 10,25” con el Digital Cockpit Pro y los cuatro sistemas de infoentretenimiento disponibles

 

Ver también
Audi A3 RS, deportividad para el día a día

Adios al diesel

 

En el apartado mecánico el Polo está disponible en tres motores de gasolina y un motor de gas natural. La gama comienza con el 1.0 MPI de 80CV y una caja de cambios manual de 5 velocidades. Le sigue el 1.0 TSI de 95CV también con cambios manual de 5 marchas que opcionalmente se puede sustituir por cambio de doble embrague DSG de 7marchas. La tercera versión es el 1.0TSI de 110CV y un cambio de doble embrague DSG de 7marchas. Por último, está la versión de gas natural, el 1.0TGI de 90CV.

 

La séptima generación del Polo, a la venta desde 2017 se actualiza tanto en su diseño, como en el apartado tecnológico y en el de equipamiento, para acercarse un poco al Golf 8 y seguir siendo uno de los modelos compactos de más éxito en todo el mundo

 

El acabado “R-Line” se diferencia dporque tiene un tiene un difusor en color negro brillante con embellecedores del tubo de escape con el aspecto cromado

Conducción semiautónoma de nivel 2

 

Como novedad para el Polo, este restyling incluye el “IQ.DRIVE Travel Assist”, un sistema de conducción semiautónoma de nivel 2, que mediante el control de crucero adaptativo “ACC” y el sistema de mantenimiento de carril “Lane Assist” se encarga de dirigir el volante, frenar y acelerar a velocidades que van desde los 0km/h (con DSG), o bien 30km/h (cambio de marchas manual), hasta los 210 Km/h. Además, el “Front Assist” de serie utiliza un sensor de radar integrado en la parte delantera para supervisar permanentemente la distancia con los vehículos que circulan delante, válido también para peatones y ciclistas. El sistema ayuda al conductor en situaciones críticas preacondicionando el sistema de frenos y avisando al conductor. Si fuese necesario aplica automáticamente tanta presión de frenado como sea necesaria para evitar una colisión. Por su parte, la función de frenada de emergencia en ciudad es una ampliación del sistema de vigilancia “Front Assist”, que supervisa el espacio delante del polo mediante el sensor de radar. El sistema funciona en un rango de velocidades por debajo de los 30km/h. También cuenta con la Protección proactiva de los ocupantes que si detecta una posible situación de peligro, pretensiona automáticamente los cinturones de seguridad del conductor y del acompañante para conseguir la protección óptima por los sistemas de airbag y de los cinturones de seguridad. Otras de las ayudas del Polo son el Sistema de detección del cansancio, el sistema de aparcamiento asistido “Park Assist” o el Sistema de control de los neumáticos, que mediante sensores, avisa de una pérdida de presión.

 

La principal novedad en materia de ADAS es el IQ.DRIVE Travel Assist”, un sistema de conducción semiautónoma de nivel 2