Estás leyendo
Gordon Murray T.50s Niki Lauda, una versión más extrema en honor a Niki Lauda

Gordon Murray T.50s Niki Lauda, una versión más extrema en honor a Niki Lauda

+10
Ver galería

El pasado verano, Gordon Murray presentó su nuevo superdeportivo T.50 de sólo 986 Kg, equipado con un motor V12 atmosférico 3.9 de 663 CV y 467 Nm de par motor que gracias al efecto RAM-air de admisión de la toma de aire del techo, aumenta hasta los 700 CV. Además de por su potencia y su ligereza, el T.50 destacaba por la pureza y limpieza de sus líneas, ausente de alerones, entradas de aire, etc, lo que no le privaba de contar con la aerodinámica más avanzada y efectiva jamás vista en un automóvil de carretera, en la que su ventilador trasero de 400 mm (al igual que en el Brabham BT46B de 1978) se encarga de succionar el aire que pasa por debajo y pega el deportivo al suelo. Ahora, con motivo del que hubiese sido el 72º cumpleaños de Niki Lauda, su compañero de equipo en Brabham y amigo, Gordon Murray Automotive ha presentado el T.50s Niki Lauda, una versión más radical, enfocada a los circuitos, del que tan sólo se fabricarán 25 unidades (cada una de ellas con el nombre de una de las victorias logradas en la F1 por los coches de Gordon Murray así como con un libro sobre la carrera que le da nombre) con un precio de 3,1 millones de libras y que conmemora la victoria de Lauda en el Gp de Suecia de 1978 con el Brabham BT46B fan car.

 

Su interior conserva la posición central del conductor, si bien, a diferencia del T.50 que tiene capacidad para dos pasajeros más, el T.50 Niki Lauda es biplaza (opcionalmente se puede solicitar la eliminación del asiento del pasajero con el fin de ahorrar peso)

 

El T.50s Niki Lauda es una versión más radical que el T.50, enfocada a los circuitos

 

Motor V12 aún más ligero y potente que el del T.50

 

El T.50s Niki Lauda ha sido desarrollado en paralelo con el T.50,  pero con una especificación aún más radical. Para empezar, si ya de por sí el T.50 era ligero, el T.50s Niki Lauda lo es aún más, concretamente 134 Kg , siendo su peso de sólo 852 Kg. Parte de la culpa de esta cura de adelgazamiento la tiene la versión rediseñada del motor V12, que es 16 Kg más ligera, junto con  una nueva caja de cambios Xtrac de seis velocidades, que es 5 Kg más ligera. El motor ha visto aumentado su potencia hasta los 711 CV y su par motor hasta los 485 Nm, que gracias al efecto RAM-air de admisión de la toma de aire del el techo, su potencial real sube hasta los 735 CV. A diferencia del T.50, el T.50 Niki Lauda cuenta con levas en el volante y el cambio está disponible con dos tipos de relaciones: una corta (concebida para los circuitos) con la que el T.50s Niki Lauda alcanza una velocidad máxima de 274 Km/h o con un desarrollo más largo que le permite alcanzar una velocidad máxima cercana a los 338 Km/h. Conserva eso sí, los discos cerámicos de carbono Brembo de 370 mm x 34 mm delante y 340 mm x 34 mm detrás, con pinzas delanteras de seis pistones y pinzas traseras de cuatro pistones, así como el mismo sistema de suspensión de doble triángulo delantero y trasero del T.50, si bien, los muelles, amortiguadores y barra antivuelco se han modificado para su utilización en circuitos.

 

Con motivo del que hubiese sido el 72º cumpleaños de Niki Lauda, su compañero de equipo en Brabham y amigo, Gordon Murray Automotive ha presentado el T.50s Niki Lauda, una versión más radical, enfocada a los circuitos, del que tan sólo se fabricarán 25 unidades

 

El motor ha visto aumentada su potencia hasta los 711 CV y su par motor hasta los 485 Nm, que gracias al efecto RAM-air de admisión de la toma de aire del el techo, su potencial real sube hasta los 735 CV

 

Exterior más radical y con más carga aerodinámica

 

Junto al aumento de prestaciones, el T.50s Niki Lauda es más ligero, además de por una reducción en el peso del motor y en el cambio, por su monocasco ligero de fibra de carbono especialmente desarrollado así como por la utilización de paneles exteriores de fibra de carbono y por unos cristales más ligeros. Exteriormente, el T.50s Niki Lauda mide 4.416mm de largo, es decir, es 64mm más largo pero, además, es también 67mm más ancho (1.917mm) y es 15mm más alto (1.179mm), aunque sin duda, lo que más le diferencia con respecto al T.50 es su nueva aerodinámica que pone de manifiesto sus prestaciones y que es capaz de generar hasta 1.500 Kg de carga aerodinámica en lugar de los 322 Kg del T.50. Para ello, cuenta con un nuevo alerón trasero de 1.758 mm inspirado en el alerón delantero del Brabham BT52 de 1983 de Murray, a lo que se suma una aleta de tiburón que da estabilidad y que incluye el logo de Niki Lauda, conservando  obviamente el distintivo ventilador de 400 mm del T.50 si bien, en este caso, funciona siempre en modo de “alta carga” girando a 7.000rpm  acompañado de un difusor. En la parte delantera incorpora un splitter, así como aletines laterales en los pasos de rueda que ayudan a canalizar el aire hacia el difusor central. Pensado para los circuitos, sus neumáticos Michelin (25/64 18 ” delanteros y 30/68 18” traseros) son slick.

 

El motor ha visto aumentado su potencia hasta los 711 CV y su par motor hasta los 485 Nm, que gracias al efecto RAM-air de admisión de la toma de aire del el techo, su potencial real sube hasta los 735 CV

 

Ver también
Abarth 595, el Escorpión se pone al día para “seguir picando”

 

El T.50s cuenta con nuevo alerón trasero  inspirado en el alerón delantero del Brabham BT52, a lo que se suma una aleta de tiburón que da estabilidad y que incluye el logo de Niki Lauda

 

Interior enfocado a disfrutarlo sobre la pista

 

Su interior conserva la posición central del conductor, si bien, a diferencia del T.50 que tiene capacidad para dos pasajeros más, el T.50 Niki Lauda es biplaza (opcionalmente se puede solicitar la eliminación del asiento del pasajero con el fin de ahorrar peso). Los asientos son de fibra de carbono ajustable hacia adelante o atrás en el caso del piloto e incluyen un arnés de seis puntos. En el lugar destinado a los pies del tercer pasajero hay ahora un panel con mandos vertical similar al del legendario McLaren F1 GTR. El volante rectangular de fibra de carbono es una lección de simplicidad, con sólo 6 botones, los más imprescindibles para el piloto como el control de tracción, la radio o el punto muerto y para evitar distracciones innecesarios, sólo cuenta con una pantalla digital que muestra los datos esenciales del vehículo y el motor, así como información aerodinámica, el indicador de cambio de marcha, telemetría, tiempo de vuelta, presiones/temperaturas de los neumáticos, fuerzas G y una imagen de video.

 

Lo que más le diferencia con respecto al T.50 es su nueva aerodinámica que pone de manifiesto sus prestaciones y que es capaz de generar hasta 1.500 Kg de carga aerodinámica en lugar de los 322 Kg del T.50

 

A diferencia del T.50 que tiene capacidad para tres pasajeros, el T.50 Niki Lauda es biplaza