Estás leyendo
El Bentley Flying Spur, ahora con el motor V8

El Bentley Flying Spur, ahora con el motor V8

+3
Ver galería

La investigación de los últimos diez años muestra un cambio significativo en el uso del Flying Spur de propietarios con chófer a clientes que conducen ellos mismos con pasajeros que los acompañan. Es por ello que Bentley ha decidido desarrollar la última versión del nuevo Grand Tourer de cuatro puertas centrándose en la experiencia del conductor, conservando un espacio en la cabina que combina un lujo exquisito con tecnología integrada de última generación y por ello, ha decidido equipar al Bentley Flying Spur, aclamado como “el mejor sedán de lujo del mundo” con el renombrado y exitoso tren motriz V8 de Bentley, como alternativa al icónico W12. Las primeras entregas a los clientes serán antes de finales de 2020 en el Reino Unido y Europa, mientras que par otros mercados comenzarán en 2021.

 

Para diferenciarlo de la versión W12, el nuevo modelo V8 equipa unas llantas de aleación pintada de 20” y 10 radios, una insignia V8 y tubos de escape cuádruples

 

Bentley ha decidido desarrollar la última versión del nuevo Grand Tourer de cuatro puertas centrándose en la experiencia del conductor

 

Motor V8 bitubo de 550 CV

 

El nuevo motor disponible es un V8 biturbo de 4.0 litros de 550 CV y un par máximo de 770 Nm, lo que le permite acelerar de 0-100 km/h en 4.1 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 318 km/h. Gracias a que este motor V8 es capaz de apagar cuatro de sus ocho cilindros cuando la demanda de par es inferior a 235 Nm y las revoluciones del motor son inferiores a 3000, su autonomía es de 640 Km, además, gracias a este nuevo motor, el Flying Spur V8 es 100 kg más ligero que la versión W12, lo que hace que el vehículo sea más ágil. El nuevo modelo incluye los últimos avances en tren motriz y chasis; Suspensión neumática adaptativa, vectorización de par mediante freno, control de la dinámica de conducción y dirección eléctrica. Además, los clientes pueden agregar la tecnología antivuelco activa eléctrica de 48 V pionera de Bentley (Bentley Dynamic Ride) y la dirección electrónica en las cuatro ruedas para una mayor agilidad.

 

La investigación de los últimos diez años muestra un cambio significativo en el uso del Flying Spur de propietarios con chófer a clientes que conducen ellos mismos con pasajeros que los acompañan. Es por ello que Bentley ha decidido desarrollar la última versión del nuevo Grand Tourer de cuatro puertas centrándose en la experiencia del conductor

 

El nuevo motor disponible es un V8 biturbo de 4.0 litros de 550 CV y un par máximo de 770 Nm, lo que le permite acelerar de 0-100 km/h en 4.1 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 318 km/h

 

Diferencias estéticas con el W12

 

Ver también
McLaren Artura, el primer superdeportivo híbrido de McLaren

Para diferenciarlo de la versión W12, el nuevo modelo V8 equipa unas llantas de aleación pintada de 20” y 10 radios, una insignia V8 y tubos de escape cuádruples. Para el Flying Spur V8 hay siete colores de pintura Bentley para elegir de serie, que han sido cuidadosamente seleccionados para complementar el carácter y las líneas del automóvil. Los clientes también pueden configurar su vehículo de la gama de pintura ampliada adicional de más de 60 colores, incluidos Mulliner. La especificación “Black Line” ofrece una alternativa contemporánea al aspecto exterior que incluye una versión oscura del Flying B eléctrico retro iluminado opcional y para una estética exterior más deportiva, esta nueva especificación de estilo complementa perfectamente con el nuevo Flying Spur V8.  El nuevo Flying Spur, disponible en configuraciones de cuatro o cinco asientos, incorpora un porfolio de opciones líder en su clase, equipos y tecnología inteligentes e intuitivos adaptados al conductor y los pasajeros. La pantalla giratoria Bentley también está disponible en el nuevo Flying Spur V8, incluido Apple CarPlay, mapas satelitales y advertencia de las condiciones de la carretera o el tráfico.

 

El nuevo motor disponible es un V8 biturbo de 4.0 litros de 550 CV y un par máximo de 770 Nm, lo que le permite acelerar de 0-100 km/h en 4.1 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 318 km/h.

 

Para diferenciarlo de la versión W12, el nuevo modelo V8 equipa unas llantas de aleación pintada de 20” y 10 radios, una insignia V8 y tubos de escape cuádruples