Estás leyendo
Mercedes-Benz Clase S, nueva refrencia en las berlinas de lujo

Mercedes-Benz Clase S, nueva refrencia en las berlinas de lujo

+3
Ver galería

Desde sus orígenes, el lujo siempre estuvo vinculado a los vehículos de Mercedes-Benz que hoy en día tiene a la Clase S como su máximo exponente y aunque su denominación oficial de “Clase S” no se introdujo hasta 1972 con la serie 116, se puede decir que se remonta a 1951 con el modelo 220 (W 187) y de desde entonces, se han entregado ya más de 4 millones de berlinas de la Clase S. Ahora, la marca acaba de presentar su séptima generación bajo la denominación W 223, disponible en dos longitudes diferentes (5,18m y 5,29m) y con la que en palabras de Ola Källenius, Presidente de la Junta Directiva de Daimler AG “queremos ofrecer a nuestros clientes innovación, seguridad, confort y calidad a un nivel nunca visto” y la verdad es que visto lo visto, no es ninguna exageración.

 

Nuevo diseño exterior más amplio y aerodinámico

Las dos versiones (corta y larga) han visto sus medidas ampliadas: 54 mm de largo en la versión corta y 34mm en la larga; 55m de ancho en las dos versiones; 10 mm y 12 mm de alto respectivamente y por último, su batalla ha crecido 71 mm y 51 mm respectivamente, unos aumentos que se traducen en un mayor confort tanto en las plazas delanteras como en las traseras. Además, la nueva Clase S es uno de los vehículos más aerodinámicos del mercado, especialmente del segmento de las berlinas de lujo, con un coeficiente cx a partir de 0,22, pese a que su superficie frontal ha aumentado ligeramente a 2,5 m² y ha visto mejorado con respecto a la generación anterior el confort acústico en su interior, pues esta nueva generación, su habitáculo es aún más silencioso.

 

Otro de sus novedades es la posibilidad de contar hasta con 5 pantallas digitales en su interior: 3 en la parte trasera y dos en la delantera

 

La séptima generación de la Clase S (W 223) está disponible en dos tamaños diferentes (5,18m y 5,29m)

 

Estéticamente destaca por un frontal en el que su calandra acentúa su categoría, unas tomas de aire que, sin perder la elegancia, le dan un aspecto deportivo además. Sus ópticas de tres puntos características de la Clase S, ahora son más planas y, en general, más pequeñas y las traseras pueden representar animaciones. Como novedad y, opcionalmente, sus manillas son escamoteables o enrasadas y se despliegan con ayuda de un motor eléctrico si el conductor se acerca o si pasa la mano por la superficie exterior de la manilla (el sistema KEYLESS-GO permite acceder al interior si necesidad de la llave). Otra de sus novedades es la tecnología Digital Light (opcional), un sistema de alumbrado que no sólo es hasta 100 veces más preciso a la hora de adaptarse a las condiciones de conducción, sino que además, es capaz de proyectar imágenes sobre el asfalto, como peatones, señales de STOP o advertir sobre zonas de obras.

 

El aumento en todas las cotas (incluido el maletero que gana 20 litros de capacidad) del nuevo Clase S ofrece a sus ocupantes un mayor confort al disponer de más espacio

 

La tecnología Digital Light  es capaz de proyectar imágenes sobre el asfalto, como peatones, señales de STOP o advertir sobre zonas de obras

Interior tecnológico y más amplio

 

Como ya hemos comentado, el aumento en todas las cotas (incluido el maletero que gana 20 litros de capacidad) del nuevo Clase S ofrece a sus ocupantes un mayor confort al disponer de más espacio, pero además, este confort también se ha incrementado gracias a sus nuevos asientos, que en el caso de los delanteros, cuentan con hasta 19 motores para lograr el reglaje más cómodo para cada uno, además de contar con diez programas de masaje diferentes. En cuanto a los traseros, es posible una configuración personalizada de la parte trasera de la Clase S con hasta cinco opciones de asientos traseros, acentuando más que hasta ahora su carácter de entorno de trabajo o de reposo. Además, por primera vez y de manera opcional, Mercedes-Benz implementa una iluminación interior de ambiente activa de 250 LED’s, que integrada en los sistemas de asistencia a la conducción y puede acentuar las advertencias con acentos ópticos.

 

Desde sus orígenes, el lujo siempre estuvo vinculado a los vehículos de Mercedes-Benz que hoy en día tiene a la Clase S como su máximo exponente y aunque su denominación oficial de “Clase S” no se introdujo hasta 1972 con la serie 116, se puede decir que se remonta a 1951 con el modelo 220 (W 187)

 

El aumento de sus cuotas, oferece a sus ocupantes un mayor confort al disponer de más espacio

 

A nivel tecnológico, la nueva Clase S estrena la segunda generación del MBUX que por ejemplo, mediante la función Smart Home, podemos controlar algunos aspectos de nuestra casa como la temperatura, la iluminación o hasta conectar a distancia algunos electrodomésticos. Otro de sus novedades es la posibilidad de contar hasta con 5 pantallas digitales en su interior: 3 en la parte trasera y dos en la delantera. Las traseras que van en los asientos son de 11,6” mientras que la Tablet para el MBUX es de 7”, todas ellas, opcionales. En cuanto a las delanteras, una es el cuadro de mandos digital de 12,3”, mientras que la del panel central es de 11,9” o bien opcionalmente, de 12,8”. Pero, sin duda, la gran novedad es el head-up display de realidad aumentada, capaz de reproducir la información en 3D sobre el parabrisas, una superficie que equivale a un monitor de 77”.

 

El E-ACTIVE BODY CONTROL en combinación con el PRE-SAFE, es capaz de elevar la carrocería del coche hasta 80 milímetros en caso de detectar un choque lateral inminente, reduciendo así las deformaciones del habitáculo y las cargas a las que se ven sometidos los ocupantes

 

En la parte delantera, el cuadro de mandos digital de 12,3”, mientras que la pantalal del panel central es de 11,9” o bien opcionalmente, de 12,8”

 

Ver también
Ferrari Portofino M, la evolución de la elegancia

Motores gasolina, diésel, a los que se sumarán un híbrido enchufable

Para su lanzamiento, estará disponible con motores de seis cilindros en línea, tanto de gasolina como diésel, todos ellos con un cambio automático 9G-TRONIC. Así, la oferta en gasolina la compone la versión S 500 4MATIC mild-hybrid de 435 CV (más 22 CV) y 520 Nm de par motor (más 250 Nm adicionales). En cuanto a la oferta en diésel, la gama comienza con las versiones S 350 d y S 350 d 4MATIC, ambas de 286 CV y 600 Nm de par motor. El tope de gama es el S 400 d 4MATIC de 330 CV y 700 Nm de par motor. Posteriormente se sumarán un motor V8 con sistema “mild-hybrid” de 48 voltios y ya en 2021 llegará la versión híbrida enchufable. De serie viene con la suspensión neumática AIRMATIC con amortiguadores adaptativos ADS+, mientras que el DYNAMIC SELECT permite elegir entre 5 programas de conducción (Eco, Comfort, Sport, Sport+ e individual). Opcionalmente, se puede equipar con el tren de rodaje activo E-ACTIVE BODY CONTROL así como con la dirección del eje trasero concebida para el tráfico urbano y en carreteras secundarias, que permite reducir el diámetro de giro en hasta dos metros.

 

La gran novedad es el head-up display de realidad aumentada, capaz de reproducir la información en 3D sobre el parabrisas, una superficie que equivale a un monitor de 77 pulgadas

 

La nueva Clase S es uno de los vehículos más aerodinámicos del mercado, especialmente del segmento de las berlinas de lujo

 

 

Seguridad ante todo

La carrocería de la nueva Clase S es una mezcla de aluminio y acero, con lo que además de ligera, es muy rígida y segura en caso de impacto. Opcionalmente y como novedad, se podrá equipar con airbag delantero para las plazas traseras que va integrado en la zona central del vehículo, sujeto al respaldo del asiento del conductor. Por último, el E-ACTIVE BODY CONTROL en combinación con el PRE-SAFE, es capaz de elevar la carrocería del coche hasta 80 milímetros en caso de detectar un choque lateral inminente, reduciendo así las deformaciones del habitáculo y las cargas a las que se ven sometidos los ocupantes. Además, previsiblemente a partir del segundo semestre de 2021 y equipado con el DRIVE PILOT (opcional e inicialmente en Alemania), tendrá un nivel 3 de conducción autónoma, es decir, será capaz de desplazarse de forma altamente automatizada en situaciones con tráfico denso o en retenciones, siempre que el tramo de la autopista lo permita. El asistente para aparcar a distancia ayuda al conductor a aparcar y desaparcar su vehículo haciendo uso del smartphone. En la nueva versión se ha simplificado considerablemente el manejo de este asistente. Si se incorpora la preinstalación para el INTELLIGENT PARK PILOT, la Clase S está preparada para participar en el Automated Valet Parking (AVP, nivel 4 de SAE). En combinación con el equipamiento opcional necesario y el servicio connect correspondiente (en función del país), la nueva Clase S incorpora la técnica para aparcar y desaparcar de forma completamente automatizada y sin conductor en aparcamientos con infraestructura AVP, siempre que la legislación nacional permita la operación de estos sistemas.

 

Otra de sus novedades es la tecnología Digital Light (opcional), un sistema de alumbrado que no sólo es hasta 100 veces más preciso a la hora de adaptarse a las condiciones de conducción, sino que además, es capaz de proyectar imágenes sobre el asfalto, como peatones, señales de STOP o advertir sobre zonas de obras

 

El E-ACTIVE BODY CONTROL combinado con el PRE-SAFE es capaz de elevar la carrocería del coche hasta 80 milímetros en caso de detectar un choque lateral inminente