Estás leyendo
Mercedes actualiza las versiones más deportivas de la Clase E

Mercedes actualiza las versiones más deportivas de la Clase E

Ver galería

Tras el recientemente renovado Clase E de Mercedes-Benz, ahora llega la renovación de sus versiones más deportivas, tanto en carrocería berlina como familiar o “Estate”, cambios que afectan a su exterior como interior, pero no a sus motores, que siguen siendo de 571 CV en el caso del Mercedes-AMG E 63 4MATIC o de 612 CV en el del Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC.

Cambios estéticos en su exterior

 

Su parrilla Panamericana ahora más grande, en la que gana protagonismo la estrella de Mercedes.

 

Su frontal cuenta ahora con una nueva parrilla Panamericana más grande con doce lamas verticales, en la que la estrella de Mercedes gana protagonismo. Su paragolpes delantero también es nuevo, con tres grandes tomas de aire, el splitter puede ir del color de la carrocería, en silver shadow (modelo S), en negro de alto brillo (con el paquete AMG Night opcional) o en fibra de carbono (con el paquete exterior de fibra de carbono AMG I) y por último, sus faros Multibeam con técnica LED integral se han estilizado. En la parte trasera destaca un pequeño y discreto alerón en color negro brillante y las salidas de escape son cromadas en la versión básica o de titanio mate en la versión “S”. Por último, en el lateral, sus pasos de rueda se han ensanchado 27 mm y de serie viene con unas llantas de aleación de 19” y 10 radios con propiedades aerodinámicas optimizadas y pintadas en color negro mate o bien en gris tántalo de alto brillo, llantas que en caso de la versión 63 S 4MATIC+, son de 20” con 5 radios dobles también optimizadas para favorecer la aerodinámica.

 

Interior de calidad, pero deportivo

 

Los asientos AMG tapizados en napa (opcionalmente en cuero) proporcionan una buena sujeción lateral a la vez que un alto nivel de confort, unos asientos que opcionalmente se pueden cambiar por unos AMG Performance con reposacabezas integrados y sujeción lateral mejorada. Estrena un nuevo volante AMG Performance de radios dobles que incorpora superficies táctiles y la función “Hands-On” que puede llegar a activar el asistente de parada de emergencia y que puede ir tapizado en cuero, en microfibra DINAMICA o en una combinación de cuero y microfibra DINAMICA. El puesto de conducción widescreen de doble pantalla es de 10,25” o de 12,25” en el caso de la versión “S” y el sistema de infoentretenimiento MBUX incluye funciones e indicadores específicos de AMG.

 

Su interior, pese a ser deportivo, transmite calidad y cuenta con un nuevo volante de radio doble y  con superficies táctiles.

 

Motor AMG V8 biturbo de 4.0 litros de 571 CV o 612 CV

 

Bajo el capó encontramos el mismo AMG V8 biturbo de 4.0 litros que hasta ahora, que desarrolla 571 CV con un par motor de 750 Nm en el caso de la versión “básica”, mientras que en la versión “S” , la potencia se incrementa hasta los 612 CV y el par motor hasta los 850 Nm, un motor que va asociado a un cambio SPEEDSHIFT MCT AMG de 9 marchas. Las dos carrocerías  tienen limitada electronicamente la velocidad a 250 km/h en el caso de la versión “básica” (si se equipa con el paquete AMG Driver  se incrementa a los 300 Km/h en la berlina y a los 290 Km/h para el Estate), mientras que e la versión “S” es de 300 Km/h en la carrocería berlina y de 290 Km/h para el Estateincluso con el paquete AMG Driver. En cuanto a su aceleración, la versión básica pasa de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos para la berlina, mientras que el Estate lo hace en 3,6. Por su parte, la versión “S”, la berlina lo hace en 3,4 segundos y el Estate en 3,5 segundos.

 

Sus motores siguen siendo de 571 CV en el caso del Mercedes-AMG E 63 4MATIC o de 612 CV en el del Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC

 

Todas las variantes del E 63 están equipadas de serie con la tracción integral AMG Performance 4MATIC+ y unos discos de freno ventilados y perforados que varían en función de la versión: 360 x 36 mm delante y 360 x 26 mm en la versión básica, mientras que en la versión “S”, los delanteros son de 390 x 36 mm. Opcionalmente se pueden equipar con frenos cerámicos de alto rendimiento AMG con discos de 402 x 39 mm delante y de 360 x 32 mm detrás. El conductor puede elegir hasta seis programas de conducción mediante el AMG DYNAMIC SELECT y de serie vienen con un tren de rodaje AMG RIDE CONTROL con suspensión neumática multicámara integral y amortiguación adaptativa regulable ADS+ (sistema de amortiguación adaptativa) con tres niveles: “Confort”, “Sport” y “Sport+”.

 

Ver también
Trofeo, la gama más potente de Maserati amplía su oferta

Las salidas de escape son cromadas en la versión básica o de titanio mate en la versión “S”