Estás leyendo
Porsche 911 Targa, un clásico de los ’60 actualizado

Porsche 911 Targa, un clásico de los ’60 actualizado

+1
Ver galería

Tras las presentaciones de la nueva generación del 911 (992) en las versiones Coupé y Cabriolet, este verano llegará al mercado la versión Targa, versión que Igual que el legendario Targa original de 1965, se caracteriza por la tipica barra antivuelco ancha, una ventana posterior envolvente y la sección del techo sobre los asientos delanteros, que se puede retirar en 19 segundos. Esta nueva generación del 911 Targa estará disponible en dos versiones: 911 Targa 4 y 911 Targa 4S. Las dos versiones comparten el motor bóxer biturbo de seis cilindros 3.0 de las otras dos variantes de carrocería y de serie viene equipados con una caja de cambios PDK de doble embrague y ocho marchas, que en la versión Targa 4S se puede sustituir por un cambio manual de siete velocidades.

 

El Porsche 911 con su típica barra antivuelco ancha, una ventana posterior envolvente y la sección del techo sobre los asientos delanteros

 

En comparación con su predecesor, sus prestaciones se han mejorado y así, en el caso del Targa 4, su potencia se ha incrementado hasta los 385 CV (15 CV más) y tiene un par motor de 450 Nm, de tal manera, que si lo equipamos con el paquete opcional Sport Chrono, el Targa 4 acelera de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 289 km/h (una décima más rápido y 2 km/h más que antes). En el caso del Targa 4S su potencia es ahora de 450 CV (30 CV más) y con el paquete opcional Sport Chrono, acelera de 0 a 100 Km/h en 3,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 304 km/h (cuatro décimas más rápido y 3 km/h más que antes).

 

Esta nueva generación del 911 Targa estará disponible en dos versiones: 911 Targa 4 y 911 Targa 4S

 

Esta nueva generación estará disponible exclusivamente con tracción integral, si bien, gracias al PTM (Porsche Traction Management) se ha mejorado la transmisión del eje delantero. De serie en ambas versiones viene con el sistema de amortiguación variable controlado   electrónicamente   (Porsche   Active S u s p e n s i o n M a n a g e m e n t , PA S M ) q u e a j u s t a automáticamente la amortiguación en función de los dos programas disponibles: Normal y Sport. A ello, hay que sumar el Porsche Torque Vectoring Plus (PTV Plus), que incluye un diferencial autoblocante electrónico trasero para distribuir el par de serie en la versión Targa 4S y opcional para el Targa 4 y, al igual que las otras variantes, ambos disponen de serie del modo Porsche Wet, que recomienda al conductor que cambie a modo “Wet”, lo que adapta la respuesta del coche a las condiciones de la calzada, garantizando de esa manera la máxima estabilidad.

 

Ver también
Mercedes-AMG GT Black Series, la bestia

En comparación con su predecesor, sus prestaciones se han mejorado y así, en el caso del Targa 4, su potencia se ha incrementado hasta los 385 CV (15 CV más) y tiene un par motor de 450 Nm, mientras que en el caso del Targa 4S su potencia es ahora de 450 CV (30 CV más)

 

Al igual que las otras variantes, el tamaño de las llantas varía según el eje y así, en el Targa 4 son de 19” en el eje delantero con neumáticos 235/40 ZR y de 20” en el trasero con neumáticos 295/35 ZR, mientras que en el Targa 4S son de 20” delante con neumáticos 245/35 ZR y de 21” detrás con neumáticos 305/30 ZR. Obviamente, el tamaño de los discos es diferentes según el modelo: de 330mm con pinzas fijas negras de cuatro pistones en el Targa 4, mientras que en el Targa 4S son de 350mm con pinzas rojas de seis pistones delante y cuatro detrás.

 

La sección del techo sobre los asientos delanteros, que se puede retirar en 19 segundos