Estás leyendo
Los nuevos Audi RS 5 Coupé y RS 5 Sportback

Los nuevos Audi RS 5 Coupé y RS 5 Sportback

+3
Ver galería

Audi actualiza los RS 5 Coupé y RS 5 Sportback con un look más agresivo, más espectacular y con un nuevo sistema de control. Para esta actualización, los diseñadores se han inspirado en el Audi quattro original de 1980, más concretamente en el Sport Quattro de 1984, si bien, han mantenido las dimensiones exteriores con respecto a la anterior versión: 4,72 m de largo, 1,87 m de ancho y 1,37 m de alto en la versión coupé y 4,78 m de largo y 1,40 m de alto para la versión Sportback de cuatro puertas.

Estéticamente, su parrilla Singleframe es más ancha y plana y la rejilla del radiador en acabado negro brillante tiene la estructura tridimensional en panal característica de los modelos RS. Inspirados en el Audi quattro original, los pasos de rueda se han ensanchado 15 mm a cada lado y los spoilers en la parte superior del paragolpes delantero optimizan el flujo de aire hacia la zona inferior de la carrocería, ayudando así a mejorar el coeficiente de penetración.

 

Mantienen el motor 2.9 TFSI V6 biturbo de 450 CV y 600 Nm de par motor, asociado a un cambio tiptronic de 8 velocidades y con tracción integral permanente quattro

 

Audi RS 5 Coupé y RS 5 Sportback

 

De serie vienen equipados con faros Audi Matrix LED, que como novedad, opcionalmente se pueden sustituir por faros Matrix LED con tecnología láser y, los intermitentes son dinámicos. En la parte trasera, un pequeño spoiler sobre la tapa del maletero divide el flujo de aire de forma precisa y las dos grandes salidas de escape ovaladas características del sistema de escape RS, similares a las de los RS 6 y RS 7, están rodeadas por un nuevo y llamativo difusor, un sistema de escape que opcionalmente se puede sustituir por el sistema de escape deportivo RS con salidas más grandes y acabadas en color negro.

 

Llantas forjadas de 20” con neumáticos 275/30 y sus discos de freno de 375 mm delate y de 330 mm detrás, con las pinzas negras o rojas (opcionales)

 

Otras características estéticas de estas nuevas versiones son sus nuevos embellecedores de los faldones laterales que subrayan sus elevadas prestaciones y hacen que visualmente los RS 5 parezcan aún más bajos, sus llantas forjadas de 20” con neumáticos 275/30 y sus discos de freno de 375 mm delate y de 330 mm detrás, con las pinzas negras o rojas (opcionales) con el logo RS, un sistema de frenos que opcionalmente se puede sustituir por unos carbocerámicos con discos perforados de 400 mm delante con pinzas de color gris, rojo o azul.

 

Ver también
Porsche Cayenne GTS: ahora otra vez con un motor V8

Detalle de las llantas, parilla y opticas del Audi RS 5 Coupé

 

En su interior encontramos unos asientos delanteros deportivos RS en cuero y Alcantara, que opcionalmente se puede sustituir por piel Nappa fina o bien por otros asientos deportivos S, un volante multifunción RS forrado en cuero y achatado en su parte inferior que incorpora las levas de aluminio del cambio, así como el botón “RS MODE”, para seleccionar los nuevos modos “RS1” y “RS2” del Audi drive select. Así mismo, tanto el reposapié como los pedales son de acero inoxidable, mientras que las molduras son de aluminio race. Uno de los cambios más significativos lo encontramos en el sistema multimedia que ahora incluye una pantalla MMI touch de 10,1” basada sobre la nueva plataforma modular de infoentretenimiento de tercera generación (MIB 3). También destaca el Audi virtual cockpit plus de serie, con pantalla 12,3” y, opcionalmente, se puede equipar con el head-up display.

 

Interior del nuevo Audi RS 5 Sportback

 

En el apartado mecánico no hay novedades y se mantiene el motor 2.9 TFSI V6 biturbo de 450 CV y 600 Nm de par motor, asociado a un cambio tiptronic de 8 velocidades y con tracción integral permanente quattro. Ambos aceleran de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y alcanzan una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 Km/h, que opcionalmente se puede aumentar hasta los 280 Km/h. De serie viene con suspensión deportiva que opcionalmente se puede sustituir por una suspensión deportiva RS plus con el Dynamic Ride Control (DRC) y, los amortiguadores son un 15% más duros que los del Audi S5.