Estás leyendo
Hazel Chapman, la esposa de Colin Chapman y cofundadora de Lotus, ha fallecido a los 94 años

Hazel Chapman, la esposa de Colin Chapman y cofundadora de Lotus, ha fallecido a los 94 años

La comunidad mundial de Lotus se entristece al saber que Hazel Chapman, la esposa de Colin Chapman y cofundadora de Lotus, ha fallecido a los 94 años. Su contribución al automovilismo y a la industria del motor en la segunda mitad del siglo XX no debe subestimarse. Fue una exitosa piloto de carreras, una astuta mujer de negocios y la roca sobre la que se construyeron los cimientos de Lotus desde 1948, cuando se fabricó el primer coche de la marca. Su implicación en el desarrollo del negocio de Lotus fue casi inigualable en aquella época, en un mundo en el que las mujeres solían ser las segundonas de sus maridos. Matt Windle, Director General de Lotus Cars, comentó: “Es un día muy triste para todos los asociados a Lotus en todo el mundo. Sin Hazel Chapman no habría Lotus. Todo el equipo de Hethel, y los que trabajan en nuestras instalaciones en todo el mundo, envían sus sinceras condolencias y sus mejores deseos a la familia Chapman.” Hazel Williams nació el 21 de mayo de 1927 en el norte de Londres. Conoció a Colin Chapman en un baile en 1944, cuando él tenía sólo 16 años y ella unos meses más. A medida que se desarrollaba la relación de la pareja, los padres de Hazel permitieron a Colin construir lo que se convirtió en el primer Lotus, el Mark 1, en el garaje cerrado de la parte trasera de su casa en Hornsey.

 

 

 

Colin recibió un encargo de la Real Fuerza Aérea, por lo que Hazel continuó con la construcción del Lotus Mark 1 y luego del Mark 2. Los éxitos en las carreras en las que participaron Hazel y Colin dieron lugar a nuevos encargos para sus servicios de automoción. Gracias a la perspicacia comercial de Hazel, el 1 de enero de 1952 crearon su primer negocio de Lotus. Se convirtió en una sociedad anónima financiada por el pago de 25 libras de la propia Hazel. Hazel y Colin se casaron en 1954 y, a medida que el negocio crecía, Hazel ocupó un puesto en el consejo de administración de varias de sus empresas, como Lotus Cars, Team Lotus y Lotus Components.

 

 

No sólo fue una astuta mujer de negocios, sino que asumió un papel matriarcal dentro de la organización, la personificación de la frase “Detrás de cada hombre fuerte hay una mujer más fuerte”. Se enorgullecía de haber trabajado con casi todos los pilotos de Fórmula 1 de Lotus, incluyendo nombres emblemáticos del automovilismo como Jim Clark, Graham Hill, Jochen Rindt, Emerson Fittipaldi, Mario Andretti, Nigel Mansell y Ayrton Senna. También fue fundadora del club femenino de automovilismo The Dog House. Al enviudar en 1982, Hazel reconoció que Lotus Cars necesitaba un nuevo propietario para asegurar su futuro y desempeñó un papel decisivo en su venta. Se convirtió en directora del Classic Team Lotus, la empresa de la familia Chapman que conserva los coches y el legado del éxito mundial de la marca en las carreras.

Ver también
Las matriculaciones descienden un 12% en abril

 

 

Hazel mantuvo un gran interés en todo lo relacionado con Lotus, por ejemplo, “firmó” el coche de carretera Lotus número 100.000 en 2018. La tradición dictaba que a Hazel siempre se le mostraba el último coche de carretera de Lotus antes de que se presentara al público. Esa maravillosa costumbre continuó en la era moderna, y ella vio el Lotus Evija con su hijo Clive Chapman dos semanas antes de su debut en julio de 2019.