Estás leyendo
Neumáticos más blandos que en 2019 para el GP de Brasil, última prueba de la temporada con formato de clasificación al sprint

Neumáticos más blandos que en 2019 para el GP de Brasil, última prueba de la temporada con formato de clasificación al sprint

El Gran Premio de Brasil se disputará con el compuesto C2 como P Zero Blanco (duro), el C3 como P Zero Amarillo (medio) y el C4 como P Zero Rojo (blando), idéntica designación de compuestos de la totalidad de citas celebradas en el continente americano. Ahora bien, es un grado más blanda que la utilizada en este mismo circuito en 2019, cuando se utilizaron el C1, el C2 y el C3. El motivo para haber elegido un compuesto más blando se dede a que en 2019 no se utilizó mucho el compuesto duro, por lo que con el fin de disponer de un mayor número de opciones estratégicas se ha optado por un compuesto más blando. Brasil será además la última carrera del año que se dispute con el formato de clasificación al sprint, así, en lugar de repartir 13 juegos por piloto y fin de semana se entregarán sólo 12: tres del P Zero Blanco, 4 del P Zero Amarillo y 6 del P Zero Rojo. A ellos se unirán 6 sets extra del Cinturato Intermedio y 3 más del compuesto Cinturato de lluvia extrema.

 

 

El trazado de Interlagos ofrece una vuelta corta pero intensa, empezando por el detalle que esta pista es una de las pocas que gira en el sentido contrario a las agujas del reloj. La pista es una sucesión constante de curvas que obliga a los neumáticos a trabajar duro, especialmente el delantero-derecho. Su corta longitud complica también la gestión del tráfico, además de aumentar las posibilidades de aparición del coche de seguridad. Si descartamos la larga izquierda de Arquibancada, casi todas las 15 curvas que componen el trazado son bastante cortas, por lo que las cargas laterales sobre las gomas son reducidas y la demanda energética es baja. La clave radica, pues, en la tracción y la frenada.La meteorología de la zona en esta época del año es muy variable, y va del calor intenso a la lluvia torrencial. De hecho, para mejorar el drenaje del asfalto en caso de agua extrema, se han realizado algunos cortes en el asfalto.

 

Ver también
Toyota celebra 50 años de producción en Europa