Estás leyendo
Pirelli opta por unos compuestos de la gama media para el GP de EE.UU.

Pirelli opta por unos compuestos de la gama media para el GP de EE.UU.

Este fin de semana y tras un año de ausencia por la pandemia, la F1 regresa al circuito de Austin y lo hace con novedades importantes en su pista, pues se aprovechó 2020 para reasfaltar parcialmente el trazado, afectando al 40% de su longitud total (la recta de meta (incluida la salida del pit lane), la salida de la curva 1, el punto que va de la salida de la 9 a la 10, la parte final de la 11 y el tramo hasta la 12, y el que enlaza las curvas 15 a 19) y que se ha aprovechado también para arreglar  algunos baches situados entre las curvas 2 y 3, 4, 6, 10 y 14. A pesar de ello, Pirelli mantiene la misma designación de gomas de la última visita a la pista, en 2019: C2 como P Zero Blanco (duro), C3 como P Zero Amarillo (medio) y C4 como P Zero Rojo (blando).

 

 

Uno de los sellos de distinción del Circuito de las Américas (COTA) es la curva 1, una horquilla que se aborda tras una abrupta subida. Esta circunstancia complica la toma de referencias de frenada, especialmente en la salida de las carreras. Por lo demás, Austin es una de las pistas más exigentes en términos de energía lateral, a causa de diversos virajes que se toman a velocidades entre 250 y 270 km/h en el primer sector, en los que se alcanzan los 4,5 g (soportados durante 3 segundos en la curva 6). La estrategia ganadora en 2019 de Valtteri Bottas fue de dos paradas  (medio-duro-medio), mientras que Hamilton, segundo, lo hizoco una sola parada (medio-duro).

 

Ver también
El sector de la automoción deja un saldo comercial positivo en la balanza comercial