Estás leyendo
La escasez de microchips agrava la crisis de la producción de vehículos en España

La escasez de microchips agrava la crisis de la producción de vehículos en España

El pasado mes de junio se fabricaron en España un total de 172.696 unidades, lo que pese que hace un año, las fábricas estaban todavía retomando el ritmo de producción tras el parón por la pandemia, supone una caída del 18% (si lo comparamos con 2019 esta cifra sube hasta el 33,8%). A pesar de esta caida, con un total de 1.205.577 unidades, el primer trimestre se ha cerrado con un incremento del 26,1% con respecto a 2020 si bien, si lo comparamos con 2019, supone una caída del 21,6%. Pese a lo que muchos puedan pensar, la principal causa de esta caida no está en el descenso de las matriculaciones, que obviamente también afecta (uno de cada cuatro vehículos vendidos en España es de producción nacional), sino en la escasez de microchips, situación que se remonta a fianles del año pasado y que está afecatando tanto a nivel nacional como europeo. Esta escasez está provocando que los centros de producción se vean obligados a retrasar la fabricación y a efectuar medidas especiales como la suspensión temporal de las líneas de producción hasta que la falta de semiconductores se resuelva, el problema es que según las previsiones, el ritmo de fabricación de estos componentes no se ajustará a la demanda del sector de automoción hasta el primer semestre de 2022.

 

 

Ver también
Carlos Sainz y Lucas Cruz con Audi en el Dakar 2022

En lo que a las exportaciones se refiere, éstas descendieron un 14,9% con respecto al año pasado y el primer trimestre del año se ha cerrado con un total de 1.035.609 vehículos, lo que supone un incremento del 30,6% respecto a 2020, pero una caida del 16,1% si lo comparamos con 2019. Cabe destacar que en junio, los destinos ubicados en Europa, que suponen 8 de cada 10 envíos de vehículos, han rebajado su demanda un 29,5%, siendo este un importante factor para explicar la caída del ritmo de exportación: rancia (–33,2%), Alemania (-44,5%), Italia (-3,1%) o Reino Unido (-53%).

.