Estás leyendo
Suzuki, con María Salvo en su reto Madrid-Lisboa en bicicleta en recuerdo de su hermana Laura

Suzuki, con María Salvo en su reto Madrid-Lisboa en bicicleta en recuerdo de su hermana Laura

El pasado mes de octubre Laura Salvo perdió la vida en un trágico accidente mientras disputaba el Rally Vidreiro-Centro de Portugal, sexta carrera del Campeonato de Portugal de Rallyes, que además formaba parte de la copa monomarca Peugeot Rally Cup Ibérica  en la que participaba Laura como copiloto de Miquel Socias. Ahora, María Salvo va a afrontar un reto de superación que va a contar con el apoyo de  Suzuki Ibérica: recorrer la distancia entre Madrid y Lisboa en bicicleta, en recuerdo de su hermana Laura. Concretamente, María saldrá de las instalaciones de Suzuki Ibérica en Madrid (Leganés) el 24 de junio y llegará a la sede de Suzuki Ibérica en Lisboa dos días después, tras haber pedaleado durante más de 600 kilómetros.

 

 

“El año 2020 tenía que ser un año muy especial para mi hermana y para mí, ya que nuestras carreras deportivas habían llegado al mismo nivel e íbamos a disfrutar de lo que más nos gustaba de tú a tú”, relata María. Pero vino la pandemia, en la que creía haber vivido las peores experiencias de mi vida como enfermera. Y el 10 de octubre, en el rallye de Vidreiro en Portugal, donde ambas participábamos, mi hermana Laura y su piloto tuvieron un fuerte accidente en el que ella perdió la vida”.

 

Ver también
La planta de Stellantis en Tychy fabrica la unidad 2,5 millones del FIAT 500

 

“Mi vida había perdido todo el sentido. Me sentía vacía. Para salir del bucle, me propuse romper con esa rutina que acababa en el pozo y afrontar nuevos retos”. Y ahí nació este nuevo proyecto. “Empecé a pensar en todas aquellas cosas que Laura y yo queríamos hacer cuando tuviésemos más tiempo, cuando acabase las oposiciones de policía…”, explica María. “Ahora ya se me había acabado el tiempo para hacerlo juntas, pero aun lo podía hacer yo por las dos. Al día siguiente contacté con Diana, una compañera de la infancia de Laura y mía. Ella es triatleta profesional y le pedí que me ayudara con la preparación física para hacer un triatlón. Poco a poco la cosa fue a más, y aquí estamos a día de hoy, con un proyecto entre manos que no solo se basa en hacer un triatlón, sino en contar una historia de superación en la que el deporte me salvó la vida”.