Estás leyendo
Suzuki, Subaru, Daihatsu, Toyota y Mazda han llegado a un acuerdo para desarrollar nuevos dispositivos de comunicación para vehículos de nueva generación

Suzuki, Subaru, Daihatsu, Toyota y Mazda han llegado a un acuerdo para desarrollar nuevos dispositivos de comunicación para vehículos de nueva generación

Suzuki,  Subaru , Daihatsu, Toyota  y Mazda han llegado a un acuerdo para desarrollar conjuntamente las especificaciones técnicas de los dispositivos de comunicaciones de los vehículos de nueva generación y para promover el uso común de sistemas de comunicaciones, empleando los servicios conectados para vincular los automóviles y la sociedad con el propósito de crear nuevos servicios de valor añadido, estandarizando los sistemas para prestar lo antes posible unos servicios conectados más seguros y prácticos. Dentro del ámbito de la tecnología CASE —Connected, Autonomous, Shared, Electric (Conectados, Conducción Autónoma, Compartida y Eléctrica)— que está llamada a introducir grandes transformaciones en el sector de la automoción, se está avanzando rápidamente en el campo de los servicios conectados, en relación con los aspectos tecnológicos y comerciales de las comunicaciones y los datos, incluidos los servicios de datos, el internet de las cosas, los datos masivos y la inteligencia artificial.

 

 

Los distintos fabricantes de automóviles están desarrollando por su cuenta dispositivos de comunicaciones para vehículos, e incluso en los casos en que se prestan los mismos servicios conectados, como el control remoto de funciones, cada compañía adopta un enfoque diferente en términos de desarrollo y despliegue de los recursos oportunos. En respuesta a esa situación, las compañías pueden prestar unos servicios conectados más seguros y prácticos a los clientes lo antes posible enmarcando el desarrollo de dispositivos de comunicaciones, que son elementos básicos de los vehículos conectados, en un entorno colaborativo, situando el desarrollo de aplicaciones y servicios en el ámbito interno, y alcanzando una mayor eficiencia y acelerando el desarrollo de dispositivos de comunicaciones para vehículos. Cada compañía se puede centrar más en el desarrollo de aplicaciones y servicios en esta infraestructura común siguiendo estos pasos.

 

Ver también
La facturación de la industria automovilística en España en 2020, rozó los 60.000 millones de euros

En estos momentos, Suzuki, Subaru, Daihatsu y Mazda, además de incorporar sus propias innovaciones en las tecnologías básicas de comunicaciones para vehículos desarrolladas por Toyota, crearán conjuntamente sistemas para automóviles conectados de nueva generación con especificaciones comunes de conexión de los vehículos a las redes y el centro de dispositivos de comunicaciones para vehículos.  Como consecuencia, al estabilizar la calidad de las comunicaciones entre vehículos y el centro de dispositivos de comunicaciones para vehículos, será posible prestar unos servicios conectados más prácticos a los clientes, como llamadas más claras entre clientes y operadores y velocidades de conexión superiores. Al mismo tiempo, será posible reducir la carga de desarrollo de cada una de las compañías participantes y simplificar el funcionamiento del sistema y las actualizaciones que incluyan nuevas funciones adicionales, lo que redundará en una optimización de recursos, tanto materiales como humanos.

 

Suzuki, Subaru, Daihatsu, Toyota y Mazda están abiertas a plantearse la colaboración con otros socios que compartan su filosofía en cuanto al desarrollo conjunto acordado hasta el momento, y seguirán haciendo lo posible por desarrollar servicios que mejoren la vida de las personas y resuelvan problemas sociales.