Estás leyendo
Noveno estudio anual Looking Further with Ford Trends Report: los consumidores son resilientes ante la pandemia

Noveno estudio anual Looking Further with Ford Trends Report: los consumidores son resilientes ante la pandemia

Nadie vio venir lo que 2020 nos iba a deparar, pero el  COVID-19 nos ha provovado un caos económico, político y emocional, que sin duda, ha puesto  a prueba los límites de los individuos, de las familias, de los sistemas de salud y de sectores enteros de las sociedades. Sin embargo, tal y como destaca el noveno informe anual Looking Further with Ford Trends Report, la actual pandemia también revela cuán resistentes pueden ser las personas a la hora de encontrar formas de afrontarla y adaptarse a ella.

 

 

En una encuesta de alcance mundial realizada en 14 países, el 69%  de los encuestados dijo sentirse abrumado por los cambios que se están produciendo. Cuando se les preguntó cómo se habían adaptado a las variaciones en su vida provocadas por la pandemia, el 53% dijo que la adaptación había sido “más difícil de lo que imaginaba”, mientras que el 47% dijo que había sido “más fácil de lo que imaginaba”. Las generaciones más jóvenes lo han llevado peor que sus mayores: el 63% de los encuestados de la generación Z dijo que la adaptación había sido más difícil de lo que imaginaba, frente al 42% de los boomers (la generación que precede a la llamada X).

 

Ver también
Las ventas de turismos de ocasión caen un 8% en julio Copia

El Informe Tendencias 2021 de Ford analiza estos patrones cambiantes del comportamiento, así como las actitudes de los consumidores en todo el mundo, con el objetivo de ayudar a los responsables en la toma de decisiones a comprender cómo estos cambios pueden influir en nuestro mundo en 2021 y más allá. Otras tendencias destacadas en el informe incluyen:

  • Puntos de presión: en todo el mundo, la ansiedad es alta, alimentada por los temores a contraer la COVID-19 y por las preocupaciones por el impacto de la pandemia en las comunidades, el empleo, la educación y más. El 63% de los adultos de todo el mundo dice que se siente más estresado que hace un año, y 4 de cada 5 sostiene que debería cuidar mejor de su bienestar emocional. Conscientes de las implicaciones de la pandemia en la salud mental, las personas están encontrando formas innovadoras de hacerles frente y conectarse.
  • Tiempo de escapar: a medida que desaparecen los límites entre el trabajo y la vida privada, la frase “¿qué día es hoy?” se ha convertido en algo demasiado común. Para vencer a la monotonía de la pandemia y los confines del hogar, los consumidores buscan nuevas formas de escapar, y muchos encuentran refugio en sus vehículos. Más de 1 de cada 4 adultos de todo el mundo con vehículo en propiedad dice conducir para relajarse. Cerca de 1 de cada 5 afirma que utiliza su vehículo para encontrar privacidad. Y el 17 por ciento sostiene usarlo como lugar de trabajo.
  • La compañía que usted mantiene: la pandemia ha puesto de relieve la necesidad de los consumidores de sentirse acompañados, y ha cambiado su relación de familia. La soledad es omnipresente en todo el mundo; una de cada dos personas dice sentirse sola con regularidad. Las generaciones más jóvenes experimentan esto de un modo más agudo: los miembros de la generación Z son casi dos veces más propensos a decir que se sienten solos de manera regular que los boomers (64% contra el 34%). Como resultado, muchos están reconsiderando su lugar de residencia: se mudan más cerca de su familia y buscan compañía de nuevas maneras, tanto en internet como en la vida analógica.
  • Cuidado con la brecha: en todo el mundo, las brechas de desigualdad e inequidad crecen, sobre todo porque la pandemia está teniendo un impacto desproporcionado en las comunidades de bajos ingresos, en las minorías étnicas y en las mujeres. A medida que los consumidores son más conscientes de esta situación, las marcas ponen en marcha acciones de responsabilidad social corporativa. El 76%de los adultos de todo el mundo espera que las empresas se involucren en cuestiones sociales, y el 75% cree que las compañías están tratando de hacer lo correcto.
  • Buena compra: en plena pandemia, la forma en que compramos (y lo que queremos adquirir) se ha transformado. Empresas grandes y pequeñas se están adaptando a una velocidad vertiginosa, y muchos consumidores están adoptando y disfrutando de la nueva normalidad. El 75% de los adultos de todo el mundo dice que aprecia la forma en que las empresas han mejorado la experiencia de compra desde que comenzó la pandemia, y el 41% afirma no querer volver al modo en que compraba antes de la pandemia.
  • Desvío de tráfico: aunque la pandemia ha supuesto un parón en muchos aspectos, lo cierto es que no estamos en punto muerto; el transporte personal está floreciendo. Las ventas de bicicletas se han disparado, y las ciudades han cerrado calles al tráfico para crear espacios para los ciclistas. Las ventas de coches han aumentado considerablemente, ya que la gente busca seguridad y control de su entorno. Y la planificación inteligente de la ciudad está acelerando la llegada de conducción autónoma. El 67% de los adultos de todo el mundo dice tener “esperanzas en el futuro de los vehículos autónomos”, y el 68% de los padres dice preferir ver a sus hijos en un coche sin conductor que con un desconocido.
  • Sostenimiento de la sostenibilidad: en los primeros días de la pandemia, la calidad del aire mejoró tanto, que supuso un rayo de esperanza para todos; pero ese optimismo disminuyó rápidamente a medida que el mundo se refugió en plásticos y productos desechables para protegerse de la COVID-19, dejando claro que ser sostenible mantenerlo en el tiempo no siempre es posible. Los más jóvenes están particularmente preocupados: el 46% de los miembros de la generación Z a escala mundial dice que la pandemia nos ha hecho más derrochadores; el 47% sostiene que, a largo plazo, la pandemia tendrá un impacto negativo sobre el medio ambiente.