Estás leyendo
Stephan Winkelmann se convertirá en el nuevo presidente y CEO de Automobili Lamborghini

Stephan Winkelmann se convertirá en el nuevo presidente y CEO de Automobili Lamborghini

Tras el anuncio de que Stefano Domenicali pasará a ser el CEO de la Formula 1 en 2021, Lamborghini ha nombrado a Stephan Winkelmann como nuevo presidente y CEO de Automobili Lamborghini a partir del 1 de diciembre 2020, cargo que compaginará con el de presidente de Bugatti S.A.S.

 

Stephan Winkelmann compaginará el cargo de presidente de Bugatti con el de presidente y CEO de Automobili Lamborghini

 

Stephan Winkelmann fue presidente y CEO de Automobili Lamborghini entre 2005 y 2016, periodo en el que transformó Lamborghini en un líder global en la fabricación de coches superdeportivos. Antes de incorporarse a Lamborghini, Winkelmann ocupó varias posiciones senior en el Grupo Fiat. Los primeros modelos de Lamborghini presentados bajo la presidencia de Winkelmann fueron versiones del Gallardo y, posteriormente, y continuó con la introducción del V10 Huracán y V12 Aventador, así como ediciones limitadas y “one-offs”, logrando varios records de ventas. En 2015 se anunció de una tercera gama de modelos, el Super SUV Urus, que sería construido en Sant’Agata Bolognese, y que significó el inicio de una nueva era para la compañía. En marzo de 2016, Winkelmann se convirtió en el CEO de Quattro GmbH (hoy Audi Sport GmbH), antes de unirse a Bugatti Automobiles S.A.S. como presidente a principios de 2018.

 

Stefano Domenicali dejará eñl cargo de presidente y CEO de Automobili Lamborghini para ser el CEO de la F1

 

Ver también
El rally de Tierra de Madrid pone fin a la temporada con el título en juego

Desde que Stefano Domenicali se unises a Automobili Lamborghini en 2016, el italiano ha continuado con el proceso de transformación de la marca, con la introducción del Super SUV Urus en 2018 y un crecimiento significativo de la marca en el escenario mundial. En los cuatro últimos años, bajo su dirección, se ha doblado la producción en la planta de Sant’Agata Bolognese; se han contratado más de 700 empleados y la marca ha logrado un nivel de notoriedad sin precedentes en su historia. El crecimiento en ventas mundiales ha sido incluso más significativo, con 8.205 unidades entregadas a clientes, lo que supone el doble en comparación con el periodo previo a la introducción del Urus. Los récords han sido logrados en los tres principales mercados: América, EMEA y Asia Pacífico, con una facturación de 1.810 millones de euros en 2019.