Estás leyendo
Se estanca en España el desarollo de la electro-movilidad

Se estanca en España el desarollo de la electro-movilidad

España se mantiene a la cola de Europa en lo que a electro-movilidad, tal y como se desprende del Barómetro de la Electro-Movilidad Segundo Trimestre de ANFAC.  Así, en los seis primeros meses del año, España sólo ha crecido nueve décimas en el indicador global de electro-movilidad (que valora la penetración de vehículos electrificados y la instalación de infraestructuras de recarga) con una valoración de 17,1 puntos sobre 100. Esta calificación está muy por debajo de la media de la UE-14 que se sitúa en 34 puntos sobre 100, con un crecimiento de cuatro puntos en el segundo trimestre.

En el ámbito nacional, Cataluña y Madrid se sitúan en cabeza del ranking del indicador global de electro-movilidad, con 24,2 y 21,1 puntos respectivamente sobre 100 y el País Vasco, con 18,1 puntos es tercero, en detrimento de Asturias que pierde más de cuatro puntos en el segundo trimestre, derivado principalmente por el estancamiento en el número de estaciones de carga rápida, que ha provocado una caída de más de seis puntos en el indicador de infraestructura de recarga.

Será  necesario esperar a los datos del tercer y cuarto trimestre para determinar qué impacto está teniendo el MOVES II en este indicador y cómo su aprobación más o menos ágil por Comunidades tiene una influencia en estas comercializaciones.

Ver también
Subscar, la fórmula “Netflix” llega al automóvil