Estás leyendo
Frauscher x Porsche 850 Fantom Air, la embarcación deportiva con la tecnología eléctrica del futuro Porsche Macan

Frauscher x Porsche 850 Fantom Air, la embarcación deportiva con la tecnología eléctrica del futuro Porsche Macan

+3
Ver galería

Porsche y el fabricante de barcos Frauscher han presentado la primera unidad de producción del Frauscher x Porsche 850 Fantom Air, una embarcación deportiva que cuenta con la tecnología de propulsión del futuro Porsche Macan totalmente eléctrico. Su presentación oficial tendrá lugar en enero de 2024, con motivo de la feria “boot” de Düsseldorf e, inicialmente. se prevé una primera edición exclusiva de 25 unidades, que podrán encargarse a Frauscher desde 561.700 euros netos y que, se entregarán a los primeros clientes a partir de 2024. Al igual que ocurre con los modelos de Porsche, cada unidad se puede personalizar a gusto del cliente, que puede elegir el color de la tapicería, el casco y la cubierta, entre toda la paleta de colores de Porsche disponibles para sus modelos.

 

Además del motor, el Studio F. A. Porsche también ha realizado el diseño del puente de mando, en el que encontramos un panel de instrumentos negro brillante situado detrás de un parabrisas acrílico tintado sin marco, así como unos extremos laterales diseñados como aletas, un guiño estilístico al 911 que al mismo tiempo son prácticos asideros

 

El Frauscher x Porsche 850 Fantom Air cuenta con la tecnología de propulsión del futuro Porsche Macan totalmente eléctrico

Basado en el modelo Frauscher 858 Fantom Air, el Frauscher x Porsche 850 Fantom Air mide 8,67 metros de eslora y 2,49 metros de manga, con espacio para hasta nueve pasajeros y, utiliza componentes de la Plataforma Eléctrica Premium (PPE) en la que se basa el nuevo Macan. Así, está equipado con un motor eléctrico síncrono de imanes permanentes (PSM) de última generación situado en la parte trasera del barco, cuya potencia limitada a 544 caballos (400 kW) se transmite a la característica transmisión marina en Z y, cuyos controles se alojan en una caja estanca con el logotipo Porsche. Una batería de 100 kWh proveniente del Macan y, ubicada también bajo la zona de popa, se encarga de suministrar la energía al motor. Gracias a la tecnología de 800 voltios, el barco eléctrico puede cargarse con más de 250 kW en estaciones de carga rápida de corriente continua y, en condiciones ideales, la batería se carga desde el 10 % hasta el 80 % en menos de 30 minutos. También es posible la carga de corriente alterna en enchufes domésticos convencionales o de alto voltaje y, de serie, hay un cargador de corriente alterna de 11 kW a bordo. La marca afirma que los viajes típicos de los clientes con una mezcla de recorridos lentos y de alta velocidad permiten una duración de dos a tres horas, dependiendo de la forma de navegar. Al igual que los modelos de Porsche, esta embarcación cuenta con con diferentes modos de navegación (Docking, Range, Sport y Sport Plus), que adaptan las características adecuadas a cada situación, los que afecta tanto a la velocidad máxima, como  a su autonomía. En cualquier caso, su velocidad de crucero óptima es 41 km/h (22 nudos), lo que le permitiría navegar aproximadamente una hora o unos 45 kilómetros, mientras que la velocidad máxima está limitada a 85 km/h (46 nudos).

 

Porsche y el fabricante de barcos Frauscher han presentado la primera unidad de producción del Frauscher x Porsche 850 Fantom Air, una embarcación deportiva que cuenta con la tecnología de propulsión del futuro Porsche Macan totalmente eléctrico. Su presentación oficial tendrá lugar en enero de 2024, con motivo de la feria “boot” de Düsseldorf e, inicialmente. se prevé una primera edición exclusiva de 25 unidades, que podrán encargarse a Frauscher desde 561.700 euros netos

 

Ver también
El Desierto de los Niños de Hyundai celebra su 20º aniversario

Su motor eléctrico desarrolla una potencia limitada a 544 caballos y está alimentado por una batería de 100 kWh

Además del motor, Porsche, a través del Studio F. A. Porsche también ha realizado el diseño del puente de mando, en el que encontramos un panel de instrumentos negro brillante situado detrás de un parabrisas acrílico tintado sin marco, así como unos extremos laterales diseñados como aletas, un guiño estilístico al 911 que al mismo tiempo son prácticos asideros. Cinco indicadores analógicos en el nivel superior del cuadro subrayan el aspecto deportivo y ofrecen una visión general de los datos más importantes. También cuenta con un volante típico de Porsche con el aro revestido de cuero artificial, que es más resistente al agua salada y, al estilo clásico de Porsche, el botón de arranque está situado a la izquierda. Los dos asientos delanteros diseñados por el equipo del Studio F. A. Porsche proporcionan una sujeción lateral en consonancia con las brillantes prestaciones y cuentan con respaldos elevados, reposacabezas integrados y el logo de Porsche grabado. La embarcación también está equipada con dos toldos bimini plegables que proporcionan sombra en los días soleados, un sistema de audio de alta gama con conectividad Bluetooth y WiFi, iluminación ambiental LED, iluminación subacuática LED y un compartimento de refrigeración. Por último, una hélice de proa simplifica el fondeo y el amarre, el ancla es eléctrica y la cadena de acero inoxidable.

 

La marca afirma que los viajes típicos de los clientes con una mezcla de recorridos lentos y de alta velocidad permiten una duración de dos a tres horas, dependiendo de la forma de navegar. Al igual que los modelos de Porsche, esta embarcación cuenta con con diferentes modos de navegación (Docking, Range, Sport y Sport Plus), que adaptan las características adecuadas a cada situación, los que afecta tanto a la velocidad máxima, como  a su autonomía

 

El Studio F. A. Porsche ha realizado el diseño del puente de mando