Estás leyendo
Ferrari Testa Rossa J, un capricho a escala del 250 Testa Rossa de 1957

Ferrari Testa Rossa J, un capricho a escala del 250 Testa Rossa de 1957

Uno de los modelos más míticos de Ferrari es sin duda el 250 Testa Rossa, modelo que se presentó en noviembre de 1957 como resultado de la evolución del  500 TR, con motivo de la nueva regalmentación que estipulaba que los coches del Campeonato Mundial de Coches Deportivos, debían utilizar un motor 3.0. Equipado con un motor V12 de 290 CV, su primer éxito llegó a principios de 1958, la primera temporada completa en competición del coche. Phil Hill y Peter Collins triunfaron en los 1.000 km de Buenos Aires, éxito al que siguió rápidamente el de las 12 Horas de Sebring, donde ganaron por delante de otro 250 Testa Rossa. Eso fue sólo el comienzo de todos los éxitos que obtuvo, pues más tarde ese mismo año, el Testa Rossa ganó la carrera Targa Florio, y a continuación obtuvo una famosa primera victoria en las 24 Horas de Le Mans. Al 250 Testa Rossa lo pilotaron la mayoría de pilotos conocidos de la época, figuras célebres como Dan Gurney, Mike Hawthorne y Wolfgang von Trips, ha sido uno de los Ferrari que más éxitos ha logrado, con 18 victorias en su historia y tres títulos de campeonato en 1958, 1960 y 1961. También es el único Ferrari que ha ganado las 24 Horas de Le Mans cuatro veces: en 1958, 1960, 1961 y 1962.

 

Equipado con un motor elétrico alimentado por tres baterias, el Ferrari Testa Rossa J tiene una autonomía de 90 Km y  cuatro modos de conducción que se seleccinan en el “Manettino”: Principiante (1Kw y una velocidad máxima de 20 Km/h), Comfort (4Kw y 45 Km/ de velocidad máxima) y por último,  Sport y Race, ambas con una velocidad máxima de 60 Km/h

 

El Ferrari 250 Testa Rossa original de 1957 junto con su réplica a escala, el 250 Testa Rossa J

 

Ahora, Ferrari de la mano del Maranello Style Center y del departamento Classiche de Ferrari y en colaboración con The Little Car Company, una firma especializada en la fabricación de coches eléctricos a escala, ha presentado el Ferrari Testa Rossa J, una réplica a escala del 75% del Ferrari 250 Testa Rossa del que tan sólo se fabricarán 299 unidades que tendrán un precio de 93.000€ (más impuestos), concebidas para que las puedan conducir niños desde los 14 años, hasta los no ya tan niños.

 

El Ferrari Testa Rossa ha sido uno de los Ferrari que más éxitos ha logrado, con 18 victorias en su historia y tres títulos de campeonato en 1958, 1960 y 1961. También es el único Ferrari que ha ganado las 24 Horas de Le Mans cuatro veces: en 1958, 1960, 1961 y 1962

 

El Ferrari Testa Rossa J alcanza una velociad máxima de 60 KM/h

 

Equipado con un motor elétrico alimentado por tres baterias, el Ferrari Testa Rossa J tiene una autonomía de 90 Kmcuatro modos de conducción que se seleccinan en el “Manettino”: Principiante (1Kw y una velocidad máxima de 20 Km/h), Comfort (4Kw y 45 Km/ de velocidad máxima) y por último,  Sport y Race, ambas con una velocidad máxima de 60 Km/h. Aunque pueda parecer que estamos hablando de un juguete, la seguridad ha sido una prioridad durante todo  su desarrollo, por lo que que el Ferrari Testa Rossa J además de paneles laterales de metal reforzados, cuenta con amortiguadores Bilstein, frenos de disco Brembo que sustituyen a los originales de tambor y opcionalmente, se puede equipar con una barra antivuelco conectada al chasis.

 

Ferrari de la mano del Maranello Style Center y del departamento Classiche de Ferrari y en colaboración con The Little Car Company, una firma especializada en la fabricación de coches eléctricos a escala, ha presentado el Ferrari Testa Rossa J, una réplica a escala del 75% del Ferrari 250 Testa Rossa del que tan sólo se fabricarán 299 unidades

 

The Little Car Company, una firma especializada en la fabricación de coches eléctricos a escala ha sido la encarga de fabricar en colaboración con Ferrari la reproducción a escala del mítico 250 Testa Rossa

 

El Ferrari Testa Rossa J reproduce meticulosamente las líneas del 250 Testa Rossa en la versión barchetta original diseñada por Scaglietti para lo cual, se escanearon y recrearon digitalmente los dibujos originales en papel del departamento de Ferrari Classiche así mismo, su carrocería de aluminio se ha fabricado a mano con el proceso que se siguió para los modelos históricos y la pintura es la misma que se aplica a la actual gama de Ferrari. El Maranello Style Center se encargó de diseñar el asiento individual que es capaz de acomodar a un adulto o a un adolescente, un asiento que reproduce fielmente los ribetes de los asientos originales y que está tapizado en el mismo cuero que la actual gama de Ferrari. Su volante ha sido fabricado por Nardi, la misma empresa que lo  fabricó para el modelo original de 1957 y que cuneta además con el sistema de liberación rápido y  más pequeño de Ferrari para facilitar la entrada del conductor, mientras que los pedales son los mismos que utiliza el F8 Tributo. Por último, el salpicadero cuenta con los misms relojes analógicos que el modelo original, pero en esta ocasión, se encargan de suministrar inforcación sobre las temperaturas de la batería y del motor, la carga  de la batería y la velocidad.

Ver también
Conceptos de diseño innovadores para trasladarse por el centro de la ciudad de la mano de BMW

 

En su interior s ehan cuidado al máximo los detalles para que sea lo más exacto al original

 

El Ferrari Testa Rossa J  cuanta además con una amplia gama de personalizaciónes y combinaciones de colores, todas ellas basadas en investigaciones del epartamento de Ferrari Classiche sobre las libreas que han adornado el 250 Testa Rossa a lo largo de su carrera deportiva, de tal manera que sus 299 propietarios podrán elegir entre 14 libreas históricas, 53 colores de carrocería, así como libreas de carreras personalizadas.

 

El Ferrari Testa Rossa J reproduce meticulosamente las líneas del 250 Testa Rossa en la versión barchetta original diseñada por Scaglietti para lo cual, se escanearon y recrearon digitalmente los dibujos originales en papel del departamento de Ferrari Classiche así mismo, su carrocería de aluminio se ha fabricado a mano con el proceso que se siguió para los modelos históricos y la pintura es la misma que se aplica a la actual gama de Ferrari

 

Tan sólo se fabricará 299 unidades del Testa Rossa J que tendrán un precio de 93.00€ más impuestos