Estás leyendo
GP Ice Race, diversión sobre hielo

GP Ice Race, diversión sobre hielo

Mientras Ferdinand “Ferdi” Porsche (nieto del fundador de Porsche) y su amigo Vinzenz Greger esquiaban en Zell am See (Austria), tuvieron la idea de recuperar un evento que se habían celebrado hace años y que había caído ya en el olvido: las carreras sobre hielo en los bellos parajes alpinos de Zell am See. Se pusieron manos a la obra y comenzaron hablando con Hans-Joachim Stuck y Richie Lietz para saber que se necesitaría para celebrar la carrera y ver si sería capaz de atraer a suficiente público. Solventadas sus primeras dudas, se reunieron con el alcalde, las autoridades locales, así como con la Federación Austríaca de Automovilismo y sin darse cuenta, las piezas comenzaron a encajar.

 

Sólo 18 meses después de su idea, tuvo lugar la primera edición del GP Ice Race, una especie de “Goodwood sobre hielo”, que contó con una gran participación

 

Así, el año pasado, sólo 18 meses después de su idea, tuvo lugar la primera edición del GP Ice Race, una especie de “Goodwood sobre hielo”, que contó con una gran participación y con una gran afluencia de espectadores. Ahora, acaba de tener lugar la segunda edición en el circuito de 600 metros de longitud construido sobre una capa de hielo de 40 centimetros de espesor, por el que rodaron varios modelos Porsche, alguno de los cuales y dentro de un entorno controlado, remolcaron a los esquiadores, resurgiendo el arte perdido del “skijöring.”, entre ellos, Jörg Bergmeister, piloto de le Le Mans y Aksel Lund Svindal, oro olímpico de esquí.

 

Dado el éxito de convocatoria, no cabe duda de que el GP Ice Race apunta a convertirse en una cita anual marcada en la agenda de todo buen amante del motor

 

 

 

Ver también
El Tag Heuer Carrera, ahora más elegante

 

El evento sirvió para resurgir el arte perdido del “skijöring.”, entre ellos, Jörg Bergmeister, piloto de le Le Mans y Aksel Lund Svindal, oro olímpico de esquí

 

El espectáculo continuó con pilotos famosos haciendo demostraciones a bordo de varios Taycan Turbo S así como con coches de rallye y con una amplia selección de modelos clásicos y modernos que deleitaron al público. Dado el éxito de convocatoria, no cabe duda de que el GP Ice Race apunta a convertirse en una cita anual marcada en la agenda de todo buen amante del motor.

 

Sobre la pista, se pudo ver varios modelos Porsche, incluidos algunos clásicos