Estás leyendo
Ken Milles, el hombre que cambió la historia de Le Mans

Ken Milles, el hombre que cambió la historia de Le Mans

La historia de las 24 Horas de Le Mans no sería lo mismo sin Ken Milles, un modesto piloto británico cuyos conocimientos de mecánica, su constancia y su perfección fueron vitales para que Ford derrotase a Ferrari en las 24 horas de Le Mans, carrera, que nunca llegó a ganar “oficialmente”, lo que le privó de ser el primer piloto en ganar las tres grandes carreras de resistencia: Daytona, Sebring y Le Mans.

 

Ken Milles en las 24 Horas de. Le Mans de 1966

 

Nacido en Sujon Coldfield (Inglaterra) el 1 de noviembre de 1918, en 1933 entró de aprendiz en Wolseley Motors donde le pagaron los estudios de mecánica en una escuela técnica. Durante la II Guerra Mundial, donde llegó a ser sargento, se dedicó al mantenimiento y a la reparación de tanques. Una vez finalizada, comenzó a competir en el Vintage Sports Car Club, pero para entonces ya habían pasado sus mejores años de juventud, por lo que decidió trasladarse a California, donde comenzó a trabajar en un concesionario de MG como mecánico, trabajo que compaginaba compitiendo con coches MG preparados por él mismo. Sus éxitos no pasaron desapercibidos para Carroll Shelby, quien le contrató como piloto de pruebas para desarrollar sus AC Cobra, tanto para circuito como para sus clientes.

 

Todo parecía indicar que por fin Milles, pese a sus 47 años iba a lograr la victoria en Le Mans, pero el
destino fue cruel con él y su nombre no figura en palmarés de Le Mans

 

Ken Milles con Carrol Shelby

 

La imperiosa necesidad de Ford por derrotar a Ferrari en Le Mans tras su fracaso de 1964 con el Ford GT hizo que recurriesen a Carrol Shelby para desarrollarlo, quien obviamente, lo primero que hizo fue contar con Milles para semejante labor. En la siguiente edición los tres Ford volvieron a abandonar y Ferrari lograba su sexta victoriaconsecutiva para desesperación de Ford II. Al año siguiente, por fin el Ford GT era competitivo y Milles y Ruby con el equipo Shelby American ganaban las 24 Horas de Daytona con un MKIIB GT40 y Sebring, con un Ford GT40 roadster, mientras que para Le Mans, Milles hizo pareja con Denny
Hulme.

 

Ford ganaría tres ediciones más de las 24 Horas de Le Mans, pero desgraciadamente, Milles no tuvo más oportunidades: apenas 2 meses después de haber asumido su derrota, fallecía en el acto tras salir despedido en un accidente cuando probaba el Ford J-car en el circuito de Riverside

 

Ver también
Williams, el último equipo familiar de la F1

 

Las cosas no podían ir mejor para Ford, que de madrugada copaba las seis primeras posiciones, pero según fueron pasando las horas, comenzaron a llegar los abandonos y ya entrada la mañana, sólo quedaban 3 en carrera: Milles/ Hulme, McLaren/Amon y Bucknum/ Hutcherson. Todo parecía indicar que por fin Milles, pese a sus 47 años iba a lograr la victoria en Le Mans, pero el destino fue cruel con él y su nombre no figura en palmarés de Le Mans. Leo Beebe, responsable del departamento de competición de Ford tuvo la ocurrencia de que pese a que el Ford GT40 nº1 de Milles tenía una cómoda ventaja, sus tres coches debían cruzar la meta a la vez. A regañadientes, Milles cumplió las órdenes de equipo por deferencia a Collby y así fue, sin embargo, los organizadores no podían permitirse que Ford se saliese con la suya y alegaron que el Ford GT40 de McLaren/Amon había recorrido más metros al haber salido desde una posición más retrasada, por lo que que había recorrido más distancia y por lo tanto, eran los ganadores.

 

Al final Milles se quedaría sin su tan ansiada y merecida victoria en Le Mans por una triquiñuela de Ford

 

Ford ganaría tres ediciones más de las 24 Horas de Le Mans, pero desgraciadamente, Milles no tuvo más oportunidades: apenas 2 meses después de haber asumido su derrota, fallecía en el acto tras salir despedido en un accidente cuando probaba el Ford J-car en el circuito de Riverside después de que el coche se saliese, diese unas vueltas de campana y acabase incendiado.