Estás leyendo
F1 GP de EE.UU.: Verstappen también sabe sufrir

F1 GP de EE.UU.: Verstappen también sabe sufrir

+71
Ver galería

Con los dos títulos ya decididos, la F1 viajó a Austin (EE.UU) para disputar el primero de las cuatro carreras seguidas que se van a disputar en América y, la penúltima cita con formato al Sprint y, lo hacia con la vuelta de Ricciardo a AlphaTauri tras su lesión en la mano en el GP de Holanda. Al igual que en Qatar, donde Verstappen logró las dos victorias, en Austin se impuso en la Sprint Race y en el Gran Premio, sin embargo, en esta ocasión vimos a un Verstappen nervioso por la radio y, en apuros. Motivos no le faltaban, pues Hamilton venía muy fuerte y, de haber durado la carrera una vuelta más, posiblemente hubiésemos visto una bonita lucha entre viejos enemigos. En la lucha por el subcampeonato, Hamilton le habría recortado 11 puntos a Pérez, con lo que de cara al GP de México, la diferencia hubiera sido de 19 puntos, pero el mexicano que, una vez más, estuvo por debajo de lo que se espera de él, respiró aliviado con la descalificación de Hamilton, con lo que la diferencia es ahora de 39 puntos. McLaren sigue en racha ascendente y suma ya cuatro carreras en el podio, todo lo contrario que Aston Martin que, sin duda, vivió su peor Gran Premio de la temporada y eso, que venían con novedades. En Ferrari, las aguas bajan revueltas por la estrategia seguida con Leclerc que, una vez más, desaprovechó una pole y terminó sexto, si bien, posteriormente fue descalificado.

La carrera se centró entonces en el ritmo de Hamilton con sus neumáticos medios frente los duros de Norris y de Verstappen y es que, el ritmo del piloto británico era mucho más rápido, lo que le permitió adelantar primero a Leclerc y, a falta de siete vueltas para el final a Norris. A esas alturas de la carrera, la ventaja de Verstappen era de 5,3 segundos, pero fue cayendo a cada vuelta, por los que todo apuntaba que al menos, iba a llegar a él

 

En EE.UU., Verstappen logró su victoria número 50 en la F1

Tras la única sesión de libres que ya dejó de manifiesto que además de Verstappen, Leclerc y Hamilton iban a ser los claros favoritos para lograr la pole, comenzó la sesión de clasificación con la sorprendente eliminación de Alonso que, por primera vez en la temporada, no estaría en la Q3. En la Q2, ya no hubo más sorpresas y los eliminados fueron Tsunoda, Zhou, Bottas, Magnussen y Ricciardo), mientras que por arriba, Leclerc lograba batir a Verstappen por sólo 0,004 segundos, Hamilton fue tercero y Sainz cuarto, mientras que Pérez décimo, se salvaba por sólo 0.018 segundos. En la Q3, Leclerc volvía a sorprender logrando el mejor tiempo, pero esta vez, con 0,056 segundos de ventaja sobre Hamilton y 0252 segundos sobre Verstappen. En definitivo segundo intento, Leclerc mejoraba su tiempo en 0,106 segundos, pero Verstappen le batía por sólo 0,005 segundos si bien, su tiempo fue anulado por superar los límites de pista en la curva 19. Norris terminaba segundo a 0,130 segundos y Hamilton tercero a 0,139 segundos. Sainz fue cuarto, Russell quinto, Verstappen se tenía que conformar con la sexta posición, Gasly fue séptimo, su compañero Ocon octavo, Pérez fue noveno y Piastri décimo. Al día siguiente tuvo lugar la Sprint Shootout, donde en la SQ1 esta vez no hubo sorpresas, con Verstappen marcando el mejor tiempo seguido por Leclerc a sólo 0,002 segundos, Albon y Sainz, mientras que los dos Haas, Bottas. Tsunoda y Sargeant fueron los eliminados. En la SQ2, una vez más y pese a cometer un trompo en el segundo intento, Verstappen logró el mejor tiempo, con Leclerc de nuevo segundo y Sainz tercero, mientras que Albon logró pasar a la Q3 a costa de eliminar a Alonso que, finalmente terminó 11º.  En la SQ3, Verstappen fue el primero en marcar un tiempo de referencia, pero Leclerc le batía en el segundo sector, aunque finalmente terminó segundo, a sólo 0,055 segundos del holandés, mientras que Hamilton terminó tercero, a 0,069 segundos. Norris fue cuarto, Piastri quinto, Sainz sexto, séptimo fue Pérez, octavo Russell, noveno Albon y décimo Gasly. Esta no sería la clasificación definitiva pues, posteriormente, Russell fue sancionado con tres posiciones en parrilla por molestar a Leclerc en la SQ1, por lo que el piloto de Mercedes bajó a la 11ª posición, Albon subió ala octava posición, Gasly a la novena y Ricciardo ala décima.

 

Estas paradas dejaron a Hamilton liderando la carrera y a Leclerc segundo, hasta que el en la vuelta 20ª, Hamilton paró para montar duros y en la 23ª Leclerc para poner también duros, paradas que abrieron la posibilidad de que ambos fuesen a una única parada en lugar de a dos

 

Leclerc sorprendió a todos al lugar su tercera pole de la temporada, por delante de Norris y de Hamilton

Tras la Sprint Shootout, el sábado por la tarde tuvo lugar la Sprint Race en al que Sainz sorprendió a todos al ser el único piloto en optar por el compuesto blando con la intención de ganar posiciones en la salida, frente al compuesto medio que eligió el resto de la parrilla. La salida fue el único momento de emoción de esta Sprint Race a 19 vueltas y es que, al apagarse el semáforo, Verstappen se protegió de un posible interior de Leclerc a quien dejó sin espacio, lo que aprovechó Hamilton para adelantarle por e exterior y ponerse segundo. Por otro lado, la estrategia de Sainz de salir con blandos le función y logró adelantar primero a Piastri, con quien se llegó a tocar y, antes de que acabase la primera vuelta a Norris ahora, la duda estaba en saber cuántas vueltas aguantarían estos blandos frente a los medios. Las vueltas iban pasando y Leclerc se iba descolgando del duo de cabeza, mientras que Sainz seguía aguantando la cuarta posición. Norris era quinto, Pérez sexto, Russell séptimo, pero con cinco segundos de penalización por superar los límites de pista cuando adelantaba a Piastri, que, con su McLaren dañado por el toque con Sainz acabó cayendo hasta la décima posición, Gasly era octavo y Albon noveno. A partir de la décima vuelta, los neumáticos de Sainz comenzaron a desfallecer y tanto Norris como Pérez no tuvieron problemas para adelantarle. Sorprendentemente y, pese al DRS ya los ataques de Russell, Sainz logró conservar la sexta posición. Verstappen lograba una victoria más, con 9,077 segundos de ventaja sobre Hamilton y Leclerc lograba salvar la tercera posición, con Norris cuarto a un segundo del Ferrari. Pérez fue quinto, Sainz sexto, Russell séptimo y Gasly octavo si bien, con los 5 segundos de sanción de Russell, Gasly subió a la séptima posición y Russell bajó a la octava.

 

Horas más tarde y, tras las verificaciones técnicas, saltó la sorpresa de la descalificación de Hamilton y de Leclerc debido a que la plancha de resina de ambos monoplazas situada en la parte central del suelo no alcanzaba la altura mínima de nueve milímetros, tal y como establece el artículo 3.5.9 e) del reglamento técnico. Así pues, estas descalificaciones supusieron un vuelco en la clasificación final en la que Norris subió a la segunda posición y Sainz logró su tercer podio de la temporada

 

En la salida, Verstappen se defendió de un posible interior de Leclerc, lo que acabaría aprovechando Hamilton para adelantar al Ferrari

De cara a la carrera del domingo, tanto Aston Martin como Haas optaron por romper el régimen de parque cerrado por lo que tuvieron que salir desde el pit lane, lo que nos dejó una parrilla de sólo 16 coches, todos ellos con el neumático medio. Al apagarse el semáforo, Norris le ganó la posición a Leclerc y Sainz a Hamilton, Verstappen ganó una posición y Russell bajó hasta la octava. En apenas 11 vueltas, los dos Ferrari ya habían sido adelantados por Hamilton y Verstappen, mientras que Norris contaba con una ventaja de 2,2 segundos sobre Hamilton. Las paradas en el grupo de cabeza comenzaron en la vuelta 16ª, cuando Verstappen paró a poner intermedios y, una vuelta más tarde lo hicieron Norris y Sainz, que pusieron duros y medios respectivamente. Estas paradas dejaron a Hamilton liderando la carrera y a Leclerc segundo, hasta que el en la vuelta 20ª, Hamilton paró para montar duros y en la 23ª Leclerc para poner también duros, paradas que abrieron la posibilidad de que ambos fuesen a una única parada en lugar de a dos. Norris recuperó entonces el liderato, pero sólo hasta  la vuelta 28ª, cuando Verstappen aprovechó la puerta abierta que le dejó Norris en una frenada y se puso primero.

 

En la Q3, Leclerc volvía a sorprender logrando el mejor tiempo, pero esta vez, con 0,056 segundos de ventaja sobre Hamilton y 0252 segundos sobre Verstappen. En definitivo segundo intento, Leclerc mejoraba su tiempo en 0,106 segundos, pero Verstappen le batía por sólo 0,005 segundos si bien, su tiempo fue anulado por superar los límites de pista en la curva 19

 

Ver también
F1 GP de Bahréin: Verstappen aburre y Sainz saca pecho

 

En la salida, Norris se puso segundo, Sainz tercero y Verstappen quinto

Precisamente, el piloto de McLaren abriría la segunda tanda de paradas en la vuelta 34ª para montar un segundo juego de duros, parada a la que una vuelta más tarde siguieron las de Verstappen y Sainz, que también optaron por duros. . Estas paradas dejaron de nuevo el liderato en manos de Hamilton que, en teoría, iba a una parada, pero al inglés no le quedó más remedio que hacer una segunda parada en la vuelta 38ª si bien, montó un juego de medios. Su parada dejó provisionalmente a Leclerc liderando la carrera con una estrategia de una única parada, por lo que poco pudo hacer frente a los neumáticos de tres vueltas de Verstappen, que recuperó el liderato en la frenada de la primera curva y Norris recuperaba la segunda posición. La carrera se centró entonces en el ritmo de Hamilton con sus neumáticos medios frente los duros de Norris y de Verstappen y es que, el ritmo del piloto británico era mucho más rápido, lo que le permitió adelantar primero a Leclerc y, a falta de siete vueltas para el final a Norris. A esas alturas de la carrera, la ventaja de Verstappen era de 5,3 segundos, pero fue cayendo a cada vuelta, por los que todo apuntaba que al menos, iba a llegar a él. Por detrás, Sainz adelantaba a Leclerc y se ponía cuarto, a 5,1 segundos de Norris, mientras que Alonso tenía que abandonar cuando era décimo y Pérez adelantaba a Leclerc. Así, llegamos a la última vuelta con Verstappen liderando la carrera con sólo 1,6 segundos de ventaja sobre Hamilton, mientras que Sainz no lograba acercarse a Norris y, cumplidas las 56 vueltas, Verstappen lograba su victoria número 50 en la F1 con 2,2 segundos de ventaja sobre Hamilton y 10,7 segundos sobre Norris. Sainz terminaba cuarto, Pérez quinto, Leclerc sexto, Russell séptimo, octavo fue Gasly, noveno Stroll que, tras seis carreras, volvía a puntuar y, décimo fue Tsunoda.  Horas más tarde y, tras las verificaciones técnicas, saltó la sorpresa de la descalificación de Hamilton y de Leclerc debido a que la plancha de resina de ambos monoplazas situada en la parte central del suelo no alcanzaba la altura mínima de nueve milímetros, tal y como establece el artículo 3.5.9 e) del reglamento técnico. Así pues, estas descalificaciones supusieron un vuelco en la clasificación final en la que Norris subió a la segunda posiciónSainz logró su tercer podio de la temporada. Pérez subía a la cuarta posición y cogía un poco de aire en su defensa del subcampeonato de cara a la próxima carrera que será en México. Russell terminaba quinto, Gasly sexto, Stroll séptimo, octavo era Tsunoda, noveno Albon y décimo Sargeant, que se convertía así en el primer piloto norteamericano en puntuar en la F1 en 30 años, después de que en Michael Andretti lograse terminar tercero en el GP de Italia de 1993.

 

Al igual que en Qatar, donde Verstappen logró las dos victorias, en Austin se impuso en la Sprint Race y en el Gran Premio, sin embargo, en esta ocasión vimos a un Verstappen nervioso por la radio y, en apuros. Motivos no le faltaban, pues Hamilton venía muy fuerte y, de haber durado la carrera una vuelta más, posiblemente hubiésemos visto una bonita lucha entre viejos enemigos

 

Verstappen, Hamilton y Norris celebraron un podio que posteriormente sufriría cambios importantes

Clasificación de pilotos

Clasificación constructores