Estás leyendo
Hyundai N ETCR, la competición como campo de pruebas de nuevas tecnologías

Hyundai N ETCR, la competición como campo de pruebas de nuevas tecnologías

Si algo caracteriza a Hyundai es su espíritu pionero que se traduce en una innovación constante y un liderazgo en la movilidad del futuro. Parte de “culpa” de esta innovación proviene del mundo de la competición, un campo en el puede hacer algo más que experimentar con nuevas tecnologías que luego sirvan de base para el desarrollo de futuros coches de producción. Hyundai Motorsport, su departamento de competición creado en 2012 comenzó su aventura en el mundo de los rallies con el el i20 WRC y en 2014 comenzó a competir en el Campeonato del Mundo de Rallies, donde en 2019 y 2020  ganó el campeonato de constructores con el i20 Coupe WRC, una versión modificada del Hyundai i20. Además de los rallies, Hyundai Motorsport comenzó a competir en los circuitos en 2018 con el i30 N TCR, basado en el primer modelo de producción de alto rendimiento de la compañía, el i30 N. Ese año, con Gabriele Tarquini logró el título en la temporada inaugural del WTCR, éxito que repetiría Norbert Michelisz el año siguiente.

 

Las pruebas del Veloster N ETCR comenzaron con el diseño de un prototipo en septiembre de 2019, que el equipo siguió desarrollando a lo largo de 2020 para competir en la primera temporada del PURE ETCR, el primer campeonato de turismos eléctricos

 

Gabriele Tarquina y el Hyundai i30 N TCR ganaron la priemra temporada del WTCR

 

Fruto de ese espíritu pionero de innovación constante y de la utilización de la competición como campo de pruebas de nuevas tecnologías, los ingenieros de Hyundai Motorsport diseñaron y construyeron, en su sede de Alzenau, el primer vehículo de alto rendimiento completamente eléctrico de la compañía, el Veloster N ETCR. Al igual que el i30 N TCR y el i20 N Rally2 (coche de rallies completamente nuevo destinado a equipos y pilotos privados basado en el nuevo i20 N), el Veloster N ETCR se basa en una versión altamente modificada de otro coche Hyundai N, el modelo norteamericano Veloster N.

 

El PURE ETCR ofrece a Hyundai la oportunidad de llevar al límite sus sistemas de electrificación en las condiciones más extremas

 

El Veloster N ETCR copetirá en la primera temporada del PURE ETCR

 

 

Las pruebas del Veloster N ETCR comenzaron con el diseño de un prototipo en septiembre de 2019, que el equipo siguió desarrollando a lo largo de 2020 para competir en la primera temporada del PURE ETCR, el primer campeonato de turismos eléctricos. Se trata de un turismo de cero emisiones y tracción trasera con motores en posición central y diseñado específicamente para la normativa del ETCR. Equipado con un paquete de baterías de 798 voltios de Williams Advanced Engineering, situado en la base del vehículo y una suspensión trasera de doble horquilla, el chasis es radicalmente diferente al utilizado en cualquier proyecto anterior de Hyundai Motorsport. Genera una potencia máxima de 500 kW (680 CV) y una potencia continua de 300 kW. El sistema de propulsión del Veloster N ETCR consta de cuatro motores (dos por rueda) conectados a una caja de cambios de una sola relación. En palabras de Till Wartenberg, vicepresidente y director de gestión de la marca N y de la subdivisión de Motorsport de Hyundai Motor Company. Con la construcción de un coche de carreras eléctrico, demostraremos que es factible desarrollar un vehículo eléctrico de alto rendimiento. Los conocimientos y datos recopilados a través de nuestras experiencias en la pista son la base para optimizar y mejorar nuestros modelos eléctricos de baterías (BEV) y de pila de combustible de hidrógeno (FCEV).”

Ver también
La Real Federación Española de Automovilismo lanza el Campeonato de España de Superturismos

 

Si algo caracteriza a Hyundai es su espíritu pionero que se traduce en una innovación constante y un liderazgo en la movilidad del futuro. Parte de “culpa” de esta innovación proviene del mundo de la competición, un campo en el puede hacer algo más que experimentar con nuevas tecnologías que luego sirvan de base para el desarrollo de futuros coches de producción

 

El Veloster N ETCR es un vehículo de competición para circuitos de 500 kW (680 CV)

 

El PURE ETCR ofrece a Hyundai la oportunidad de llevar al límite sus sistemas de electrificación en las condiciones más extremas. Sin embargo, aunque el alto rendimiento es un principio clave para la compañía, la marca también se ha comprometido en hacer que tanto la competición como el futuro de los deportes de motor y de los coches de alto rendimiento en general sean lo más respetuosos posible con el medio ambiente. Para Hyundai, esto no se limita a los sistemas de propulsión de cero emisiones; la compañía defiende que todo el ecosistema tiene que ser sostenible, desde la generación de la energía hasta el transporte del combustible. Para ello, Hyundai ofrecerá su nuevo generador de hidrógeno como sistema de recarga para vehículos eléctricos., el Hyundai Generator que permite cargar dos vehículos eléctricos simultáneamente. El Hyundai Generator garantiza que la electricidad utilizada para cargar los coches también procede de fuentes sostenibles y libres de emisiones, pues el generador se rellena utilizando depósitos de hidrógeno comprimido. Dentro de la pila de combustible, el hidrógeno se expone al oxígeno. La reacción química resultante genera energía, la cual se utiliza para cargar las baterías de los vehículos eléctricos.