Estás leyendo
Peugeot 504 4X4 Dangel, el primer Peugeot con tracción total

Peugeot 504 4X4 Dangel, el primer Peugeot con tracción total

El Peugeot 504 fue sin duda una de las berlinas más exitosas de Peuegot, un modelo que destacó por su fiabilidad, su robustez y su comportamiento en carretera en todo tipo de terrenos: tres características que lo convirtieron en una auténtica leyenda en África, donde sigue prestando servicio de taxi en muchas grandes ciudades. Fueron precisamente estas extraordinarias prestaciones las que llevaron a Henry Dangel, un preparador de vehículos de competición y 4×4 a desarrollar una versión de tracción integral de la berlina. Peugeot apoyó esta iniciativa con una fuerte inversión, lo que dio lugar al Peugeot 504 4X4 Dangel, el primer 4×4 de la historia de la marca que vio la luz en 1981. El Peugeot 504 4X4 Dangel ofrecía tracción total permanente, diferenciales delanteros de deslizamiento limitado y una altura libre de 21 cm, con unos ángulos de ataque de 53º (entrada) y 41º (salida). Estaba disponible con un motor 2.0 gasolina de 96 CV y un 2.3 diésel de 70 CV, a los que se sumaría un 2.5 diésel de 93 CV en 1984. Inicialmente estaba dirigido a empresas e instituciones como la Gendarmería Francesa, los cuerpos de bomberos o Éléctricité de France, pronto se abrió al público a través de la Red de Concesionarios Peugeot. Una decisión que fue clave en su éxito comercial. En total, se vendieron 3.186 unidades de la versión pick-up y 1.442 de la versión break.

 

Al Peugeot 504 4X4 Dangel le corresponde además el honor de ser el primer automóvil de la marca en participar en el Dakar, concretamente con 14 unidades en 1982 de los cuales, tan sólo uno logró acabar y lo hizo en la 49ª posición

 

Henry Dangel, un preparador de vehículos de competición y 4×4  tuvo la idea de desarrollar una versión 4X4 del Peugeot 504

 

Al Peugeot 504 4X4 Dangel le corresponde además el honor de ser el primer automóvil de la marca en participar en el Dakar, concretamente con 14 unidades en 1982 de los cuales, tan sólo uno logró acabar y lo hizo en la 49ª posición. Pocos pensaban que esta experiencia en el desierto, patrocinada por la emisora de radio francesa Europe 1, sería el primer paso de una saga de 7 victorias y 13 podios en el rally más duro del mundo. En 1983, con el fin de la vida comercial del Peugeot 504 en Europa, llegaba el momento de lanzar una nueva generación 4×4 Dangel, que tomó como base el Peugeot 505, enfocada ya, como los actuales SUV, al gran público y no a un uso estrictamente profesional, como demuestra su gama de motores coincidente con la de la berlina, incluida la mecánica 2.2 de 130 CV de la versión GTi.

 

El Peugeot 504 4X4 Dangel ofrecía tracción total permanente, diferenciales delanteros de deslizamiento limitado y una altura libre de 21 cm, con unos ángulos de ataque de 53º (entrada) y 41º (salida). Estaba disponible con un motor 2.0 gasolina de 96 CV y un 2.3 diésel de 70 CV, a los que se sumaría un 2.5 diésel de 93 CV en 1984

 

 

Inicialmente estaba dirigido a empresas e instituciones como la Gendarmería Francesa, los cuerpos de bomberos o Éléctricité de France, pronto se abrió al público

 

Con elementos de aire aventurero como la rueda de repuesto en el portón trasero, el Peugeot 505 4×4 Dangel gozó de una gran demanda en los mercados africanos, menos en Europa, de ahí que quedasen pocas unidades en Europa, lo que le convierte en una pieza muy cotizada entre los coleccionistas, con precios que pueden llegar a superar al de los SUV nuevos de la marca. Con 22 cm de altura libre al suelo, una capacidad de vadeo de 60 cm y 42º de ángulo de ataque y 29º de ángulo de salida, el Peugeot 505 4×4 Dangel sacaba el máximo partido a las prestaciones del 505. Incorporaba equipamiento especialmente adaptados a la circulación por terrenos difíciles, como el inclinómetro o los protectores inferiores o de cárter, así como diferenciales anterior y posterior de deslizamiento limitado.

Ver también
El Opel Kadett, el primer compacto moderno, cumple 60 años

 

El Peugeot 504 fue sin duda una de las berlinas más exitosas de Peuegot, un modelo que destacó por su fiabilidad, su robustez y su comportamiento en carretera en todo tipo de terrenos: tres características que lo convirtieron en una auténtica leyenda en África, donde sigue prestando servicio de taxi en muchas grandes ciudades. Fueron precisamente estas extraordinarias prestaciones las que llevaron a Henry Dangel, un preparador de vehículos de competición y 4×4 a desarrollar una versión de tracción integral de la berlina

 

 

Estuvo disponible con un motor 2.0 gasolina de 96 CV y un 2.3 diésel de 70 CV, a los que se sumaría un 2.5 diésel de 93 CV en 1984

 

Con bajos reforzados y una distancia al suelo sobreelevada, los Peugeot Dangel 4×4 pueden aventurarse fuera del asfalto, convirtiéndose en compañeros fiables. Cuentan con un refuerzo de la motricidad y con elementos de protección del motor, de la caja de cambios, del eje trasero y otros elementos que les permiten afrontar los terrenos más difíciles. La transmisión Dangel 4×4 con viscoaplicador, protección cubre cárter y tren trasero, diferencial de deslizamiento limitado, bloqueador del diferencial trasero y una distancia libre al suelo de 200 mm. Esta versión es fácil de usar y no requiere de aprendizaje. La tracción trasera entra en acción de manera automática y progresiva, sin intervención del conductor. La seguridad es máxima en terrenos resbaladizos gracias al diferencial de deslizamiento trasero. Si una de las dos ruedas pierde adherencia, el diferencial ofrece motricidad extra a la de mayor tracción. Usando el bloqueo del diferencial trasero se pueden superar grandes obstáculos. El legado de estos dos modelos no cayó en saco roto. Está muy vivo en la gama SUV de la marca, con el Peugeot 3008 Hybrid 4×4, híbrido enchufable de 300 CV, como máximo exponente. También, tiene su continuidad en las versiones Dangel 4×4 presentes en vehículos comerciales como los Peugoet Partner y Expert.