Estás leyendo
Retomovil Madrid: los clásicos regresaron a Madrid

Retomovil Madrid: los clásicos regresaron a Madrid

+26
Ver galería

Tras un año sin eventos por el Covid-19, los aficionados a los coches clásicos estaban de enhorabuena con motivo del regreso de Retromovil Madrid en su XVIIIª edición. Precisamente estas ganas pudieron poner muy alto las expectativas de los visitantes (más de 30.000 según datos de la organización), que una vez ahí se encontraron con ligero desencanto por varios motivos: IFEMA es un escenario que puede resultar algo “frio”, la ausencia de marcas o de clubs oficiales o de marcas “premium”, poca puesta en escena de la mayoría de los stands presentes o un pabellón muy grande para el número de expositores, todo ello sin quitar mérito a la organización que se esforzó por sacar adelante el evento.

 

Papel destacado de esta edición fue la exposición dedicada al centenario de Amilcar, una de las marcas francesas más relevantes de los felices años ’20 que surgió al aparo de una ley fiscal aprobada en Francia para favorecer la recuperación de su industria automovilística tras la primera guerra mundial y que se dedicó a la fabricación de Cyclecars, pequeños y ligeros coches deportivos

 

Tras el parón del años pasado debido al Covid-19, este año regresó Retromovil a Madrid

 

Para esta edición, la organización, además de la III edición del Concurso de Elegancia en la que compitieron unos 20 coches y en la que el premio “The Best of Show” fue para un Ferrari GTB/4 Daytona, esta edición rindió un homenaje a Adrián Campos con un stand en el que estaba expuestos varios de sus monoplazas, entre ellos, el Minardi M188 o los F3 de sus inicios, así como una charla coloquio de sus hijos que tuvo lugar el sábado. Siguiendo en lo plano deportivo, esta edición de Retromovil también celebró el 50º aniversario de la Fórmula 1430 con un stand de la mano de Autohebdo donde estaban expuestos unidades SELEX ST3 de 1971 y de 1973, así como un Lince del año 1971.

 

Tras un año sin eventos por el Covid-19, los aficionados a los coches clásicos estaban de enhorabuena con motivo del regreso de Retromovil Madrid en su XVIIIª edición. Precisamente estas ganas pudieron poner muy alto las expectativas de los visitantes (más de 30.000 según datos de la organización), que una vez ahí se encontraron con ligero desencanto por varios motivos

 

Esta edición de REtromovil rindió homenaje al tristemente fallecido Adrián Campos

 

Papel destacado de esta edición fue la exposición dedicada al centenario de Amilcar, una de las marcas francesas más relevantes de los felices años ’20 que surgió al amparo de una ley fiscal aprobada en Francia para favorecer la recuperación de su industria automovilística tras la primera guerra mundial y que se dedicó a la fabricación de Cyclecars, pequeños y ligeros coches deportivos. Retromovil tampoco dejó pasar por alto el 60º aniversario de la presentación del Jaguar E-Type, sin duda, uno de los coches más bonitos del mundo, lo que le ha servido para ser el tercer vehículo en formar parte de la colección de diseño del Museum of Modern Art. Fabricado con dos tipos de carrocería, roadster y coupé, contaba con un potente motor de seis cilindros en línea de 3,8 litros con 269 CV de potencia que podía alcanzar una velocidad máxima de 240km/h. Además, ofrecía una silueta limpia y eficiente con unas líneas inspiradas en la aerodinámica. Para celebrar este aniversario, los visitantes pudieron contemplar de cerca las tres series que se fabricaron (la segunda en 1965 y la tercera a partir de 1979) estuvieron presentes junto al nuevo F-Type. Por último, a destacar la presencia de dos Delorean DMC-12, modelo que cumple 40 años y sin duda, protagonista indiscutible de la saga cinematográfica “Regreso al Futuro“.

 

Tras un año sin eventos por el Covid-19, los aficionados a los coches clásicos estaban de enhorabuena con motivo del regreso de Retromovil Madrid en su XVIIIª edición al calendario

 

Ver también
Skoda Spider B5 y Spider II, dos prototipos para circuitos

 

Papel destacado de esta edición fue la exposición dedicada al centenario de Amilcar, una de las marcas francesas más relevantes de los felices años ’20

 

Aunque fuera de contexto en nuestra modesta opinión, Retromovil sirvió como escenario para la presentación del modelo Grand Albaycín de la marca española Hurtan, un coche moderno con aire retro, pero para nada un coche clásico, así como el stand de JLA Performance, empresa dedicada a las preparaciones especiales y tuneado de 4X4. Por último, el stand de Catawiki con modelos a subasta y el ya tradicional mercado de coches clásicos y la zona de automobilia con recambios, libros, revistas y miniaturas.

 

Retromovil tampoco dejó pasar por alto el 60º aniversario de la presentación del Jaguar E-Type, sin duda, uno de los coches más bonitos del mundo, lo que le ha servido para ser el tercer vehículo en formar parte de la colección de diseño del Museum of Modern Art

 

Aunque fuera de contexto, hay que reconocer la espectacularidad del el stand de JLA Performance, empresa dedicada a las preparaciones especiales y tuneado de 4X4