Estás leyendo
Presentada la edición limitada de 8 unidades del Jaguar C-Type con motivo de su 70º aniversario

Presentada la edición limitada de 8 unidades del Jaguar C-Type con motivo de su 70º aniversario

En 1951, Jaguar presentó el C-Type, un coche diseñado para competir diseñado por Malcolm Sayer, el legendario diseñador de Jaguar, especialista en aerodinámica, prodigio de la ingeniería. Conocido comúnmente como XK120C y concebido sobre la base de ese icónico vehículo, el C-Type dotado de una pionera aerodinámica estuvo listo en seis meses. El éxito no tardó en llegar y ese mismo año, logró la victoria, la primera de las siete victorias conseguidas por Jaguar en las 24 Horas de Le Mans. El año siguiente, el C-Type fue además el primer vehículo en utilizar frenos de disco desarrollados en colaboración con Dunlop que, combinados con mejoras en el motor y en la suspensión, ayudaron a que los C-Type dominasen las 24 Horas de Le Mans de 1953 con un doblete, siendo además la primera vez que un vehículo conseguía finalizar la carrera con una velocidad media superior a los 160 km/h. De las 53 unidades del Jaguar C-Type fabricadas en los años cincuenta, 43 unidades se vendieron a clientes privados, pero la especificación del C-Type de venta al público se limitó a modelos con frenos de tambor, carburador SU doble y 200 CV, como era habitual en los vehículos de competición de 1951.

 

Para averiguar cómo podría fabricarse este icónico vehículo en el siglo XXI, Jaguar estuvo casi dos años mirando en sus archivos, bocetos, documentos y fotos de Jaguar con el fin de recopilar datos antes de poder comenzar la fabricación

 

El Jaguar C-type diseñao por diseñado por Malcolm Sayer, logró en 1951 la primera de las siete victorias logradas por Jaguar  en las 24 Horas de Le Mans

 

Ahora, con motivo de su 70º aniversario, Jaguar ha presentado en el Concours of Elegance del Palacio de Hampton Court, en Inglaterra, una edición limitada de 8 unidades que se fabricarán a mano en las instalaciones de Jaguar Classic Works de Coventry, unidades que emularán las especificaciones del C-Type de competición de 1953 con el motor de seis cilindros en línea y 3,4 litros de 220 CV y carburador Weber 40DCO3 triple, así como los frenos de disco y cuyas primeras réplicas están previstas que se terminen antes de un evento de celebración para propietarios que tendrá lugar el año que viene. Para averiguar cómo podría fabricarse este icónico vehículo en el siglo XXI, Jaguar estuvo casi dos años mirando en sus archivos, bocetos, documentos y fotos de Jaguar con el fin de recopilar datos antes de poder comenzar la fabricación. Por suerte, Norman Dewis (1920 – 2019), oficial de la Orden Británica y antiguo piloto de pruebas e ingeniero de Jaguar, proporcionó una inestimable ayuda durante el proceso de fabricación. El equipo también tuvo acceso a un modelo del C-Type, a fotografías, así como a las notas de Malcolm Sayer sobre su elegante carrocería. Todo ello permitió fabricar un “Car Zero” mediante el diseño 3D asistido por ordenador (la primera vez que se ha creado una réplica completa de Jaguar Classic siguiendo este procedimiento).

 

Los clientes podrán elegir entre 12 colores exteriores, entre los que se incluyen Suede Green, Cream, Pastel Blue y British Racing Green y contarán además con la posibilidad de mejorar el exterior y adaptarlo a su gusto con circunferencias acabadas en color Old English White o blanco y todas las unidades cumplirán con normativa FIA para competir en competiciones de clásicos

 

Esta edición limitada de 8 unidades se fabricarán a mano en las instalaciones de Jaguar Classic Works de Coventry con las especificaciones del C-Type de competición de 1953 con el motor de seis cilindros en línea y 3,4 litros de 220 CV y carburador Weber 40DCO3 triple, así como los frenos de disco 

 

Cada uno de los motores de seis cilindros en línea y 3,4 litros necesita nueve meses para ser terminado, periodo en el cual, los carburadores Weber se han reformado meticulosamente para cumplir los requisitos más estrictos. Otros detalles del compartimento del motor se han mantenido igual que en el modelo original, como, por ejemplo, la bomba hidráulica Plessey situada en la caja de cambios, que inyecta líquido hidráulico a los frenos. La atención prestada a los detalles se aprecia también en elementos como el depósito del líquido de frenos, que en el modelo original contaba con soportes que habían sido diseñados para otros vehículos y que no cumplían ningún fin en el C-Type. Además, la tapa de la caja de fusibles Lucas del C-Type de 1953 no era la misma que la de 1951 y 1952. Todas las réplicas contarán con versiones originales del diseño correcto obtenidas por el equipo de Jaguar Classic, que en su incansable búsqueda de piezas auténticas también ha conseguido que todas las réplicas del C-Type incluyan espejos retrovisores Lucas; un complemento perfecto para el parabrisas Brooklands de tres cuartos y los relojes Smiths del habitáculo. El interruptor de arranque de las réplicas del C-Type se ha rediseñado de una manera tan precisa que imita el proceso de arranque original a la vez que cuenta con los componentes más fiables y de la más alta calidad para garantizar que su funcionamiento sea siempre el adecuado. La tarea de reproducir el cuentarrevoluciones situado delante del conductor, incluida la forma en la que cuenta las revoluciones en el sentido contrario a las agujas del reloj, también se ha llevado a cabo haciendo hincapié en la autenticidad y la originalidad.

Ver también
El 911 de la Serie G, icono entre los iconos

 

En 1951, Jaguar presentó el C-Type, un coche diseñado para competir diseñado por Malcolm Sayer, el legendario diseñador de Jaguar, especialista en aerodinámica, prodigio de la ingeniería. Conocido comúnmente como XK120C y concebido sobre la base de ese icónico vehículo, el C-Type dotado de una pionera aerodinámica estuvo listo en seis meses. El éxito no tardó en llegar y ese mismo año, logró la victoria, la primera de las siete victorias conseguidas por Jaguar en las 24 Horas de Le Mans

 

Estas unidades son los primeros vehículos de Jaguar Classic que se han creado empleando solo la tecnología CAD en 3D

 

En el habitáculo se ha usado un acabado de fieltro hardura recortado diferente al C-Type original, pero acabado en plata para reflejar el espíritu del componente original. El acabado en cuero Rexine del salpicadero y los paneles laterales está hecho con el último rollo existente de ese material. Este tipo de acabado, utilizado hace 70 años, confiere al vehículo el aspecto más auténtico posible. Para los asientos se puede elegir entre ocho tonos de piel y Bridge of Weir son los encargados de tapizarlos. Como complemento, estas réplicas incorporan cinturones de seguridad deportivos anclados a una nueva pieza colocada tras el mamparo trasero para cumplir la normativa de la FIA. El volante Bluemel se ha mantenido fiel al original y no incluye la circunferencia en el centro, puesto que en los vehículos originales se eliminó para reducir el brillo y los reflejos. No obstante, los clientes pueden solicitar si lo desean la icónica insignia de Jaguar. Por último, los clientes podrán elegir entre 12 colores exteriores, entre los que se incluyen Suede Green, Cream, Pastel Blue y British Racing Green y contarán además con la posibilidad de mejorar el exterior y adaptarlo a su gusto con circunferencias acabadas en color Old English White o blanco y todas las unidades cumplirán con normativa FIA para competir en competiciones de clásicos.