Estás leyendo
Opel “Elektro GT” el eléctrico de los récords

Opel “Elektro GT” el eléctrico de los récords

El 31 de agosto de 1971, los astronautas del Apolo 15 estrenaron el Lunar Rover, el primer vehículo lunar eléctrico que rodó por la Luna, pero ese no fue el único éxito de  un coche eléctrico ese año. Meses antes, en el circuito alemán de Hockenheim, Georg von Opel, nieto del fundador de Opel, Adam Opel, se propuso conseguir un nuevo récord de velocidad para coches eléctricos con un deportivo especialmente preparado y modificado: el Opel “Elektro GT”, que acabaría batiendo 6 récords mundiales.

 

El “Elektro GT” contaba con dos motores eléctricos Bosch de corriente continua que producían en conjunto 88 kW (120 CV) y con una potencia pico máxima de 118 kW (160 CV)

 

El Opel “Elektro GT” acabaría batiendo 6 récords en 1971

 

El “Elektro GT” contaba con dos motores eléctricos Bosch de corriente continua que producían en conjunto 88 kW (120 CV) y con una potencia pico máxima de 118 kW (160 CV). Varta proporcionó las cuatro baterías de níquel-cadmio de 280 celdas, que añadió un sobrepeso de 590 Kg a los 960 Kg del Opel GT, sin emebargo, para el intento de récord de larga distancia se recurrió a 360 celdas, lo que incrementó 150 Kg su peso. Este aumento de peso requirió unos muelles de suspensión más duros al tiempo que Continental desarrolló unos neumáticos específicos de alta presión que minimizaban todo lo posible la resistencia a la rodadura.

 

Las baterías (en ese momento habituales de los aviones de combate),  iban montadas sobre bastidores especiales y ocupaban todo el espacio del habitáculo al lado y detrás del conductor

 

La carrocería del “Elektro GT” se modificó eliminando todo aquello que no fuese necesario

 

La carrocería se modificó con el cierre de todas las entradas y salidas de aire en el frontal, con un capó “plano” (sin el característico abombamiento del GT de serie necesario para el carburador), se prescindió de los parachoques, los retrovisores y de los tiradores de las puertas, así como de todo elemento superfluo del habitáculo. También se suprimieron los pilotos traseros, cuyos huecos se taparon, en el lugar del silenciador del sistema de escape se instaló un sistema de refrigeración y, como elemento distintivo, en la parte trasera se instaló un gran alerón.

 

En el vano motor los motores eléctricos sustituyeron al motor de gasolina, mientras una batería convencional de 12V proporcionaba la electricidad necesaria para la electrónica

 

El motor de gasolina se sustituyó por dos motores eléctricos Bosch que producían en conjunto 88 kW (120 CV) y con una potencia pico máxima de 118 kW (160 CV)

 

En el vano motor los motores eléctricos sustituyeron al motor de gasolina, mientras una batería convencional de 12V proporcionaba la electricidad necesaria para la electrónica. Las baterías (en ese momento habituales de los aviones de combate), montadas sobre bastidores especiales, ocupaban todo el espacio del habitáculo al lado y detrás del conductor, dejándole el espacio justo para poder acomodarse en un asiento normal, mientras que el sistema de gestión electrónica ocupaba todo el maletero.

 

En el circuito alemán de Hockenheim, Georg von Opel, nieto del fundador de Opel, Adam Opel, se propuso conseguir un nuevo récord de velocidad para coches eléctricos con un deportivo especialmente preparado y modificado: el Opel Elektro GT

 

Ver también
Skoda 1100 OHC, fabricado para competir en Le Mans

 

El sistema de gestión electrónica estaba ubicado en el maletero

 

Al volante del “Elektro GT”, Georg von Opel, el 17 de mayo de 1971 consiguió establecer cuatro nuevos récords mundiales para coches con motor eléctrico:

  • 1Km en 19,0161 segundos a una velocidad de 188,86 Km/h
  • Aceleración en 1Km desde parado en 31,066 segundos a una velocidad de 115,88 Km/h
  • Aceleración en 0,5 Km desde parado en 19,358 segundos a un a velocidad de 92,98 Km/h
  • Aceleración de 0,25 millas desde parado en 16,869 segundos a una velocidad de 85,87 Km/h

Al día siguiente, el 18 de mayo, lograría otros dos récords más:

  • 10 Km en un tiempo de 4 min 43,69 s a una velocidad de 126,89 km/h
  • 10 millas en un tiempo de 7 min 35,63 s a una velocidad de 127,15 km/h

 

Sin embargo, la reducida capacidad energética de las baterías de níquel-cadmio impidió la consecución de un nuevo récord mundial: recorrer 100 km a una velocidad constante de 100 km/h pues tan sólo pudo recorrer 44 km.