Estás leyendo
ClassicMadrid, los clásicos siguen dando guerra

ClassicMadrid, los clásicos siguen dando guerra

El pabellón de Cristal del recinto ferial de la Casa de Campo fue una vez más punto de encuentro de todos los aficionados a los coches clásicos con motivo del Salón Internacional del Vehículo Clásico ClassicMadrid 2020 que, por segundo año consecutivo acogió también RacingAuto, el Salón del Automóvil de Competición, una iniciativa promovida por la Real Federación Española de Automovilismo.

 

Pese a la persecución que los coches clásicos están sufriendo, miles de personas acudieron al evento, que contó con las principales empresas dedicadas a la restauración y comercialización de automóviles y motocicletas clásicos en España

 

La Cochera, especialistas en la restauración de Mercedes

 

Pese a la persecución que los coches clásicos están sufriendo, miles de personas acudieron al evento, que contó con las principales empresas dedicadas a la restauración y comercialización de automóviles y motocicletas clásicos en España, como Cars Clásicos, Coupe-Pueche, Juan Lumbreras, Retrosport, Cochera, Amazon Sport y Saica Classic Motor, todo ello completado con y con el Car Garage, un área destinada a la compraventa de vehículos clásicos entre particulares y el mercado de recambios, accesorios y complementos. El tradicional Concurso de Elegancia estuvo en esta ocasión dedicado a los automóviles americanos anteriores a 1965 y contó con la participación de 14 modelos de marcas como Dodge, Chevrolet, Ford, Plymouth, Cadillac, Chrysler. El premio fue para un Cadillac Eldorado de 1959, pero además, también resultaron premiados un Ford A Roadster de 1930 (premio Puesta en Escena), un Ford T de 1915 (el más antiguo), un Chevrolet Impala de 1960 (mejor restaurado) y un Dodge Brothers Victory Six de 1928 (Veteran Car Club). Lucas Camacho y José Macías impulsores de Meycom (empresa creada en los primeros años de la década de los 70 y que atesora más de 55 titulos del campeonato de España en diversas disciplinas deportivas del automovilismo) recibieron un merecido homenaje con una exposición de algunos de sus coches.

 

Algunos de los coches expuestos con motivo del homenaje a Lucas Camacho y José Macías impulsores de Meycom (empresa creada en los primeros años de la década de los 70)

 

Ver también
El Renault 4L, icono del automovilismo cumple 60 años

ClassicMadrid 2020 que, por segundo año consecutivo, acogió también RacingAuto, el Salón del Automóvil de Competición

 

Además, se presentaron las ediciones 2020 del Spain Classic Rallye e Iberian Classic Raid y el calendario de pruebas del Iberian Historic Endurance. En cuanto al RacingAuto, en el stand de la Real Federación Española de Automovilismo estuvieron expuestos sus principales programas deportivos y se pudo disfrutar de varias conferencias, aunque sin duda, Carlos Sainz, que acudió con motivo del 30º aniversario de su primer titulo mundial de rallyes, conseguido en 1990 con un Toyota Celica GTFour ST165 fue el gran protagonista. Ahora bien, esta edición también ha dejado claro que dos salones de coches clásicos en Madrid separados por apenas tres meses son muchos. Decimos esto, porque el nivel esta edición ha estado por debajo de ediciones anteriores: falta de involucración de marcas (sólo DS estaba presente con motivo del 65º aniversario de su mítico modelo Tiburón, pero con muy poca puesta en escena), la oferta del Car Garage ha sido muy pequeña y el homenaje a Meycom se podría haber montado con “mas cariño”.  En cuanto al RacingAuto, se echó en falta una megafonía que anunciase las conferencias, que pasan desapercibidas así como las exhibiciones que se tuvieron lugar el año en otro pabellón anexo.

 

Carlos Sainz recibió un homenaje por el 30º aniversario de su primer título en el Mundial de Rallies