DS X E-TENSE, una vision para 2035

En la cambiante industria automovilística de hoy, los hombres y mujeres de DS Automobiles recibieron la tarea de dar vida a su sueño del coche del mañana, compartiendo su pasión por los vehículos sin ideas preconcebidas. El fruto de ese viaje apasionante es el DS X E-TENSE.

En su visión para 2035 es muy distinta de la actual, los diseñadores de DS han buscado combinar los beneficios de la tecnología avanzada con una gran creatividad, dando respuesta a los clientes que buscan lo mejor para ellos y puedan percibir el lujo francés dentro de dieciocho años, aunque sus necesidades sean muy distintas.

El resultado es un vehículo increíblemente bello, pero también sensual e inspirador, sacado del mismo molde revolucionario del DS original que captó la atención del público ochenta años antes de 2035. Al habitáculo se accede por una puerta en forma de ala de gaviota de fibra de carbono y cuero. La vista se dirige hacia un asiento en forma piramidal que se adapta perfectamente al piloto, como el baquet de un monoplaza, mientras su posición reclinada ayuda a mantener un bajo centro de gravedad en el vehículo. Frente al piloto, el volante, fabricado en una combinación de cuero, madera y metal, incorpora sensores que permiten monitorizar al piloto durante la conducción. El cuero azul en dos tonos: Millennium Blue y Navy Blue Aniline, está rematado con el “punto de perla” típico de DS. El suelo en vidrio transparente electrocromático ofrece una vista de la carretera mientras pasa bajo el vehículo, mientras que la lujosa mezcla de cuero, madera y metal del habitáculo, atrae la vista y relaja la mente.

La motorización 100% eléctrica ofrece una potencia de 400 kW (540 CV), una cifra que sube hasta los 1.000 kW (1.360 CV) en modo circuito, lo que permite al piloto aprovechar la suspensión creada por DS Performance, el equipo técnico que está detrás del programa de la Fórmula E. El chasis de fibra de carbono va sobre muelles y barras de torsión de propiedades innovadoras. El motor, la tracción y la desaceleración se controlan mediante un sistema concebido para optimizar el rendimiento, sea cual sea la superficie de la carretera.

Síguenos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *